Home / Inspiración  / ¿Y tú, cuánta agua tomas?

¿Y tú, cuánta agua tomas?

Si acostumbras tomar agua hasta que tienes la boca seca, sientes fatiga con frecuencia, dolor de cabeza, tienes la piel seca y no vas muy seguido al baño podrías estar presentando signos de deshidratación leve

Si acostumbras tomar agua hasta que tienes la boca seca, sientes fatiga con frecuencia, dolor de cabeza, tienes la piel seca y no vas muy seguido al baño podrías estar presentando signos de deshidratación leve y, en ese caso, deberías de aumentar tu consumo de agua. Además de ser un líquido vital, el agua tiene considerables beneficios en nuestro cuerpo ya que ayuda a mantener el buen funcionamiento de diversos procesos fisiológicos.

En promedio, el cuerpo humano está formado por un 75% de agua, aunque dependiendo de la edad, sexo y grasa corporal podemos tener más o menos. El agua es imprescindible para transportar oxígeno y nutrientes a las células, proteger órganos vitales y eliminar desechos. Ayuda a la digestión, la absorción de nutrientes y el metabolismo. Hidrata la piel y previene enfermedades como psoriasis y dermatitis, regula la presión sanguínea, la temperatura corporal y los niveles de colesterol. En cuanto a la cantidad de agua que debemos tomar al día, nuestros requerimientos varían dependiendo de factores como el ejercicio, el clima del lugar dónde nos encontramos, el embarazo, la lactancia y la salud de la persona. Tan solo para cubrir nuestras necesidades básicas la OMS recomienda un mínimo de 1.5 litros de agua pura al día. La realidad es que tenemos que llegar a un grado de hidratación correcta, tomar agua de más como tomar de menos repercute en nuestra salud de modo negativo, un indicador muy sencillo que pudiera ayudarnos (además de sentir sed) es el color de nuestra orina que debería ser de un amarillo pálido, si es amarillo obscuro necesitarás beber más agua.

Puede ser que no se te antoje tomarla natural en ese caso, te recomiendo probar infusiones así agregarás un ligero sabor, algunas propiedades extra y será más sencillo cubrir la cantidad que necesitas tomar. Una de mis favoritas, sobre todo para estos días primaverales en los que empieza a sentirse más calor, es la de pepino, limón y menta. Solo necesitas llenar una jarra con agua, agregar hojitas de menta, rodajas de limón, pepino y hielos al gusto, la puedes tomar de inmediato o dejarla en el refri para que se impregnen más los sabores. El pepino y el limón te ayudarán a eliminar toxinas, disminuir la inflamación y mejorará tu digestión.

Escrito por Mónica Vera

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: