Home / Letras  / ¿Y quién es ese al que llaman por mi nombre? Notas sobre la identidad

¿Y quién es ese al que llaman por mi nombre? Notas sobre la identidad

Cuando el Doctor Spock teletransporta al Capitán Kirk desde el USS Enterprise al Planeta Vega, no nos queda duda de alguna de que el capitán en tierra siga siendo la misma persona que el capitán

Cuando el Doctor Spock teletransporta al Capitán Kirk desde el USS Enterprise al Planeta Vega, no nos queda duda de alguna de que el capitán en tierra siga siendo la misma persona que el capitán en la nave. Dicho de otra forma, entendemos que la máquina transporta todo átomo del Capitán Kirk al planeta y la gran dificultad radica en volver a organizar dichas moléculas y átomos de tal forma que el capitán siga siendo el capitán y no una extraña forma anómala como en los experimentos fallidos de otras películas como la Mosca. Hasta aquí, todos podemos entender fácilmente que la persona teletransportada siga siendo la misma que dejó la nave del USS Enterprise en un capítulo de la serie y en otro también.

 

¿Qué pasaría si la máquina, en vez de teletransportar, destruyera al Capitán Kirk y generara una copia idéntica un nanosegundo después en el Planeta Vega? ¿Podríamos decir que la copia del Capitán Kirk en el Planeta Vega sigue siendo el capitán del USS Enterprise? Curiosamente cuando lo vemos de esta forma, pensamos que por obviedad, la copia no es la misma que el original; que el original posee una característica única que lo hace ser el verdadero Capitán Kirk. ¿Y qué es eso que nos hace originales? Quizá nuestra memoria. Quizá nuestra línea continua de tiempo (sin interrupciones destructivas) o es quizá simplemente sea el continuo de los átomos físicos lo que hace que una persona sea la misma un segundo sí y al siguiente segundo también.

 

Todo se hace más complejo cuando recordamos que los humanos cambiamos totalmente de átomos varias veces durante nuestra vida, es decir, aquellos átomos o moléculas que me componían de niño han sido destruidos y las moléculas que me componen, son totalmente otros. ¿Qué pasa cuando una persona sufre un caso severo de amnesia y se comporta de otra forma de un día al otro? ¿Qué nos hace pensar que yo soy yo y no soy una copia? ¿Qué pasaría entonces cuando después de un accidente una persona requiera un transplante completo de cuerpo (evento que comienza a ser una realidad)? ¿Qué nos hace que sigamos siendo los que somos? ¿Son nuestros recuerdos, nuestra mente, nuestras moléculas o quizá nuestro documento de identidad aquello que determina quién soy yo? Tal vez, el yo no depende de mí. Quizá el yo depende de los otros, de cómo nos recuerdan, de cómo nos conocen y de cómo nos enfrentan. No sé.

 

Si quieres conocer más del tema, busca Filosofía de identidadFilosofía de la mente, Epistemología y Filosofía del lenguaje. Estos son recuerdos de mi primera clase de filosofía real en la universidad.

 

Escrito por Roberto Carvallo Escobar

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: