Viajero

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré conmemorando el día del maestro. Amén de no haber conocido todas las profesiones del mundo ni haber practicado todas las actividades remuneradas del mercado, puedo decir que la docencia, el ser maestro, es la mejor profesión del mundo.   Me alegra el hecho

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré recordando mis pasos en Ledesma. En España, en la comunidad autonómica de Castilla y León, específicamente en la provincia de Salamanca y a 35 kilómetros de tan bella ciudad se encuentra la ciudad de Ledesma. A la orilla del río Tormes,

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré acompañado y perplejo frente a los pizarrones que anuncian la llegada de vuelos internacionales del Aeropuerto de la Ciudad de México. Más allá de la anécdota de una espera de varias horas, de una llamada avisando que a falta de poder

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré una vez más recorriendo la calurosa plaza central al igual que las altas terrazas e impresionantes ruinas de Xochicalco. En el municipio de Miacatlán, Morelos se encuentra la zona arqueológica que en 1999 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré recordando mis andares por Andalucía, España en una época muy especial, incluso icónica: la Semana Santa. En el sur de la península ibérica provincias como Córdoba, Granada, Málaga, Sevilla, etc. componen la comunidad autónoma de Andalucía. Es necesario recordar que esa

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré enterándome de que este año se celebran 500 años de la fundación del primer municipio continental de América. El tema no es menor en tanto que el municipio como institución política es la simiente de la ciudadanía. Bien lo decía Aristóteles

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré escribiendo una carta abierta a un medio de comunicación. En la era de la información es evidente el importante papel que la información tiene para todos nosotros. Más aun, como ciudadanos tenemos la responsabilidad de exigir responsabilidad, calidad y veracidad a

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré regresando al alma máter. Como orgulloso egresado de la coloquialmente conocida como facultad de polakas muchas de mis tardes universitarias estuvieron dedicadas a ir a los alrededores de dicha facultad. En particular, el área de institutos apodada como el área de los

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré esperando el primer día de la primavera. No es menor decir que en el 2018 viví tres inviernos en el mismo año. El primero hasta marzo, el segundo a mediados de año en el cono sur y el tercero hasta el

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré con que hoy 15 de marzo es una fecha doblemente importante y significativa para mí. El primer motivo de importancia está dado porque hoy es el día en que +“Fridays for future” expande sus movilizaciones y llega a más de 1,209

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré recordando la sensación de cálido bienestar al interior de un temazcal. El temazcal es una edificación baja y circular hecha a base de adobe que desde tiempos prehispánicos se usaba con fines medicinales y de purificación. En cuanto a su funcionamiento

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en una recreación novohispana. El pasado domingo 24 de febrero se cumplieron 350 años de la profesión de votos de la décima musa. La recreación se llevó a cabo en el lugar original, el entonces convento de Santa Paula donde la

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré retomando un vicio. En Sudamérica me hice adicto a la emoción de recorrer calles y parques montado en una bicicleta. Aún recuerdo mis largas excursiones de Caballito hacia la Reserva Ecológica de la Costanera Sur, las llamadas bicisendasse me hacían por

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré sorprendido por la gran alharaca causada por el hecho de que un par de personas sin el perfil/preparación profesional adecuada ocuparan puestos de mando medio en la institución que marca la pauta de la ciencia y tecnología en México: el Conacyt.

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré leyendo sobre una de las etapas más fascinante en el ciclo de la vida humana: la adolescencia. La adolescencia es una etapa de la vida que tiene la característica de ser una etapa de transición. Alejandro Dumas definió perfectamente la crisis

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré tratando de identificar los poemas de Mario Benedetti, Juan Gelman y Oliverio Girondo al ser declamados indistinta e inesperadamente. El lado oscuro del corazónes una película que me sorprendió con paisajes porteños, noches uruguayas y ese sabor melancólico que tienen las

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré sobre las tablas del Teatro del Pueblo. Ubicado en la calle de República de Venezuela en el Centro Histórico, es un edificio que me parece más una estación de tren que teatro al rebelarse entre arcos de medio punto y murales

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré entre mojigangas y bellos vestidos rojos. La mojiganga es una danza carnavalesca que se acompaña con grandes botargas, música y bailarines disfrazados de personajes típicos, incluso surreales. Las mojigangas más populares de nuestro país se dan en los estados de Morelos

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré escudriñando la red, buscando una de mis pasiones de unos ocho años a la fecha. Recuerdo que de pequeño mi abuelo me platicaba que en una de sus salidas de campo del bachillerato fueron a Xochimilco y que entre pulque y

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en la primera semana de este nuevo año. Tras un par de semanas lentas y tranquilas veo como el trajín de la ciudad empieza a acelerarse para retomar su normal ritmo. Los mensajes de celular y de correo empiezan a ser

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré viendo Roma de Alfonso Cuarón. Esa película que causó tanta expectación en los cinéfilos y público mexicanos debido a las nominaciones y premios que obtuvo –un León de oro por ejemplo. Personalmente no encuentro motivo que sustente ya no los premios sino

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré a unos días de Navidad. Como todo mexicano, noto cómo las piñatas, el ponche –con piquete es mejor- y el aire festivo poco a poco impregnan el ambiente. Soy espectador de festivales navideños, convivios y una que otra posada. Todos ellos

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en una especie de retiro. En la Inglaterra medieval, conforme se acercaba el invierno las actividades que implicaban viajar eran suspendidas. Pienso, por ejemplo, en los médicos barberos que transitaban entre distintas localidades a bordo de carromatos. Al llegar el invierno

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré recordando la tierra de las pahuas, una especie de fruto muy parecido al aguacate. En la zona noroeste del estado de Puebla, casi en la frontera con Hidalgo se encuentra el municipio de Pahuatlán. Con sus calles vericuetas y clima frio

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré recordando mis tiempos universitarios. En particular la vez que me tocó hacerla de “locutor” de radio –por describirlo de alguna forma. Recuerdo que tras un día en la facultad, un par de amigos y yo decidimos ir a cotorrear en compañía

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré observando al melómano que llevo dentro. Cada mañana, más que para revisar si hay mensajes nuevos, estiro la mano desde la cama para encender el reproductor del teléfono móvil. En un rito matinal, mecánicos pasos me llevan a la cocina. Chanclas

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré rodeado de información respecto a la entrada del que se dice será un nuevo sistema político, no digo régimen en tanto ese nunca ha cambiado desde que se instauró la Constitución de 1917 –nuestro régimen es democrático y republicano. Tales cambios

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré escuchando muchas opiniones respecto a las caravanas de migrantes centroamericanos que vienen del sur. Las posiciones no sólo se limitan a declararse a favor o en contra. Muchas de ellas aluden directamente a la calidad del sentido humano y dignidad de

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré, como cada año decorando la ofrenda para mis muertos. Este año en particular es diferente, la clásica chimenea de ladrillo fue sustituida por bases forradas de papel china y si bien la ofrenda es más modesta, nuevos elementos como granos de

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré aguantando el enorme calor de un horno de piedra. Por segunda vez en mi vida tuve la oportunidad de usar un horno de piedra, la primera vez fue con un horno pequeño, hace algunos años en Querétaro. En Tepacoya, al norte

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en un campo de fútbol llanero. La calurosa tarde en el municipio de Emiliano Zapata, Morelos, no impidió que dos equipos locales disputaran un partido. El ambiente es comunitario, la tiendita improvisada que vende refresco, cerveza y tortas calientes no es

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré subiendo el Huizachtepetl, también conocido como Cerro de la Estrella en el oriente de la Ciudad de México. Amén de vivir tantos años en la Ciudad de México, es la primera vez que visitó el Cerro de la Estrella. Dos grandes

Caminando por la vida me encontré con el texto que una persona me envió. A manera de agradecimiento por la confianza y por sus líneas cedo el espacio de hoy y disfruto de sus viajes, mis viajes, nuestros viajes:   Desde mis tiempos de infancia recuerdo haber experimentado cierto gozo por viajar.

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré haciendo un recuento. A todos nos gusta coleccionar momentos, incluso integrarlos en una especie de collage mental. Los científicos nos han enseñado que el ser humano tiene la capacidad de que evocar momentos con tan solo percibir partículas de ciertos aromas, es

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en Pinamar.  Entre las costa blanquecinas la gente camina, los más temerarios se meten al frío mar y uno que otro can se acerca a olfatearnos. Nosotros caminamos y vemos cómo el viento forma hilos de arena blanca entre nuestros pies.

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en el punto más occidental del continente Americano –lugareños dixit. Nunca me he considerado fanático de la playa, de hecho procuro evitarla. Mucho de mi recelo a la playa tiene que ver con la insoportable contaminación de las playas de Acapulco

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré a gusto entre pares. En Xochicalco existe una estela de piedra que representa el encuentro de varios astrónomos prehispánicos –provenientes de lugares muy apartados entre sí- para realizar un ajuste calendárico. Amén de ser uno de mis vestigios prehispánicos favoritos, jocosamente

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré llegando a un aeropuerto pequeño, a la espera de que uno de los dos módulos activos de inmigración nos atendiera a los 35 recién llegados. Tras más de una hora de espera, salgo a la pequeña sala general del aeropuerto. Las

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré conociendo al Jeitinho brasileño. Si bien siempre hay obstáculos que sortear en todo viaje, en toda vida, hay veces en que por más que uno intente anticiparse, prever e incluso solucionar con tiempo de sobra, las cosas simplemente no se dan. Me

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré montado en una bicicleta y pedaleando por Caballito, Buenos Aires. Jamás he podio decir que aprendí a andar bien en bici. En mi temprana mocedad incluso tuve conatos de arroyar niños tras perder el control en una bicicleta en Reforma. La

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré bajando del tren que me llevó a la ciudad de Tigre. Recuerdo que al segundo día de pisar tierras porteñas aguanté la llovizna nocturna, el viento y el frío a lo largo de mi caminata hacia Puerto Madero, por un solo

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré haciendo honor a esa vieja costumbre de aprovechar el miércoles de cine. Recuerdo buenos tiempos de camino al cine Van Dyck en donde en cada película acostumbraba llegar una hora antes de la función para conocer un lugar donde poder comer

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré a los pies de la histórica puerta de la ciudadela de Montevideo. Después de desembarcar en Colonia del Sacramento y tomar un bus hacia la capital uruguaya; un buen amigo y yo fuimos recibidos por un hombre de Dios. El apelativo

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré sentado en la plaza Dorrego comiendo un choripán. Con el telón de fondo de un domingo de feria; sobre la calle Defensa en dirección al histórico Barrio de San Telmo se instalan muchos puestos ambulantes. La Feria de San Telmo recorre

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré buscando alojamiento a lo largo de una de las calles más largas del mundo. Los humanos tenemos la filia de buscar esos detalles o características que hagan especial un objeto, incluso que nos permitan incluirlo en un record. Nos gusta saber

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré Caminando por la vida escribiendo en cada uno de los aeropuertos en los que he transitado, esperado, incluso acampado. Los aeropuertos y en particular aquellos situados en puntos estratégicos de conexión son lugares donde uno puede darse cuenta de la diversidad

Desde  2° aniversario, viajero   Al tiempo de caminar por la vida, me encontré cayendo en cuenta de que se han cumplido dos años de viaje. Estas líneas -a veces íntimas, otras veces de mera compañía- vieron su luz hace un par de años a partir de una sencilla invitación que sólo

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré levantando la cortina de metal de una accesoria en un barrio cualquiera de la ciudad (sugiero maridar estas líneas con este video). Muy temprano al igual que muchas almas en este país que madrugan para abrir su negocio, preparar las máquinas,

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré escapando de un bloqueo carretero. Es frecuente que al salir a pista existan mil y un vicisitudes probables de suceder: pinchadura de llanta, perderse en el camino, falla mecánica, llegar tarde a la salida del autobús y por consiguiente perderlo, pero

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré dirigiéndome hacia un estudio de televisión. Debo admitir que desde pequeño la televisión me causa cierta emoción, por más que actualmente me haya alejado de ella. Pertenezco a la generación que vio al televisor como un mueble más del hogar –muy

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré teniendo citas más que frecuentes con el alba. A veces 24 horas no son suficientes para cumplir a cabalidad con todo aquello que uno formaliza y conviene volverse pareja frecuente del alba, disfrutar sus desvelados besos y perderse en sus caricias

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré recordando mis pasos en Bogotá, Colombia. Recuerdo haber bajado del avión y debido a que mi siguiente conexión demoraba 10 horas decidí salir del aeropuerto y a vuelo de pájaro visitar rápidamente una mínima parte del centro de la ciudad. Afortunadamente

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré esperando el mejor momento para emprender la marcha. Sabido es que las condiciones del clima, del terreno, de la estación del año, etc. determinan cuándo iniciar un viaje o empezar a andar camino. No es lo mismo ni se cargan los

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré andando el camino entre personas muy comprometidas con causas sociales. El camino es todo un albur; a veces se ve sinuoso y es totalmente plano, otras se puede ver adoquinado y termina siendo una zanja desgajándose. Con respecto a los compañeros

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré observando una de las situaciones más raras que pude haber imaginado: un duelo de jirafas. Cierto es que en muchos grupos de mamíferos los jóvenes buscan desplazar a los viejos. El lugar del macho alfa es fundamental en todo grupo organizado

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré asistiendo un año más a la Feria Nacional de San Marcos en Aguascalientes. Es en marzo cuando un cosquilleo inicia en mí y poco a poco se expande al grado de obligarme a dejar todos los pendientes de la rutina aunque

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en uno de los muchos balnearios que hay en el estado de Morelos. El clima es ideal en esta temporada del año para darse un buen chapuzón y dejarse mecer por las olas que son el atractivo principal de varias albercas

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré cerrando el primer trimestre del año. Si bien todo año inicia con altas y emocionantes expectativas es un deber constante el trabajar y monitorear nuestro avance en la consecución de las mismas. Es decir, no basta con desear. Hay que trabajar

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré acompañando la rodada de cientos de ciclistas que se atrevieron a descubrir un espacio único en la Ciudad de México. El pasado domingo 25 de marzo tuvo lugar el festival de agua y bicicletas Viva Canal Nacional. Dicho festival fue una

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré de camino a una conmemoración. El pasado lunes 19 de marzo se cumplieron seis meses del sismo que derrumbó varios edificios de nuestra ciudad. Dicho sismo no sólo tiró edificios y segó vidas, también generó un cambio en la percepción que

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré tratando de controlar mi respiración para no perder ritmo. En la Ciudad de México existen diferentes lugares para hacer ejercicio, pienso específicamente en mis favoritos para correr: el Bosque de Tlalpan, Viveros de Coyoacán, Chapultepec y el circuito deportivo de Ciudad

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré con unas postales maltratadas de la Ermita de Santa Caterina del Sasso, Italia. Hace algunos años conocí el lago Maggiore, en la provincia de Varese al norte de Italia. Como su nombre lo dice el lago es muy grande al grado

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré rememorando mis pasos por el Museo de Orsay –Musée d’Orsay-, Paris. El lugar tiene la particularidad de haber sido construido en 1898 con el motivo de formar parte de los recintos que recibirían la Exposición Universal de 1900, en Paris, Francia.

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré recordando los ecos de mis pasos en la Basílica de San Pablo Extramuros, en Roma. A comparación de la Basílica de San Pedro que recibe miles de turistas al día, la Basílica de San Pablo tiene un número más que modesto

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré forzando la vista ante enormes adornos en tono rojizo que anuncian el próximo día del amor y la amistad. Más allá de la faramalla mediática, de los clásicos post-its con corazones dibujados pegados en autos de jóvenes, e incluso más allá

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en una cata, maridando cervezas artesanales con platillos típicos. Ya he mencionado que el comer y el beber son de los placeres vitales más sublimes que conozco y en esta ocasión fueron acompañados por un elemento especial: La Resiliencia (del latín

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré asombrado por un rojo intenso. El rojo al que me refiero tiene una característica particular era apreciado –hasta el siglo antepasado- como símbolo de estatus amén de ser valorado internacionalmente. Es un rojo intenso como la sangre y tan apreciado como

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré releyendo algunos de los versos más hermosos de los que puedo dar cuenta a lo largo de toda mi vida.   “Todo tiene su momento…su tiempo el nacer y su tiempo el morir… su tiempo el destruir, su tiempo el edificar. Su tiempo

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré comparando. Se dice que entre más se conoce, mejores decisiones –incluso mejor gusto- tiene uno. Hace no mucho presencié cuando alguien le preguntaba a un grupo de personas, si preferirían conocer Cancún o Petra. Muchos contestaron que Cancún y casi nadie

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré acordándome de un chiste que no me sabía –Lisa Simpson dix it. Hace días fue el famoso y celebrado día de los inocentes. Durante varios años me dediqué a bromear a varias personas con un muy diverso abanicó de intensidades. Bromas

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré rememorando una conversación que tuve hace tiempo. Mi sagaz interlocutora y yo hablábamos sobre cómo fue que grandes y esplendorosas civilizaciones fueron colonizadas y deshechas por aquellos que podrían ser considerados bárbaros de su época. Pensemos en que el colonizador europeo

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré temblando de frio por las gélidas temperaturas de los últimos días. El frio me hizo recordar un diciembre particular que pasé en la Sierra Tarahumara, específicamente en el pueblo de Creel. En ese entonces, un México de finales de los años

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré cerrando poco a poco el año 2017. Es curioso cómo desde agosto, por lo menos en mi caso, el año empieza a terminarse aceleradamente. Es decir, uno deja de ver el calendario y de pronto cae en cuenta que estamos a

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré escuchando las previsiones económicas para el próximo año que el gobierno y uno que otro analista dan. Después de escuchar cifras desalentadoras respecto al crecimiento económico y el tipo de cambio, pienso que mucho del problema de la economía mexicana –aparte

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en el sur de la ciudad rumbo a la inauguración de una prestaduría. En un mundo donde prácticamente todo tiene un precio, en donde la principal motivación para realizar casi cualquier acción termina siendo la ganancia económica. Espacios como esta prestaduría

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré rememorando mis pasos en Milán, Italia. Milán es hoy una ciudad que muchos consideran como la capital de la moda debido a los desfiles que ahí se realizan año con año, a la Via Montenapoleone –un equivalente a la Quinta Avenida

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré rumbo a una de las centrales de autobuses del sur de la ciudad. El motivo, recoger y hospedar a una gran e hidrocálida amiga. Cabe mencionar que cada Feria de San Marcos –de las cuales he dado cuenta en esta columna-

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré preparando la respectiva ofrenda de día de muertos. Buscar alguna calaverita de dulce, un pan de muerto, flores y fotos de los seres queridos que duermen el descanso eterno es una actividad que muchos realizaremos en los próximos días. El cercano

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré caminando cerca del monumento a la Raza en la zona norte de la ciudad de México. Siempre me ha llamado la atención la forma piramidal del monumento, que intenta rememorar las icónicas pirámides prehispánicas. Con respecto al águila que corona la

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré observando un documental de 2016 llamado, Las novias del Opio (disponible aquí). El documental es una excelente aproximación a un tema tan desgastado como lo es la lucha contra las drogas pero agrega un elemento nuevo: las consecuencias de destruir los

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré tratando de responder una simple, pero no por eso banal pregunta: Y ahora ¿qué sigue? El pasado sismo ha transformado no sólo la composición urbana de las poblaciones que fueron afectadas, sino también ha marcado un antes y un después en

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré enfundado en el atuendo estándar de todo brigadista: botas de casquillo, guantes de carnaza, casco –donado por la persona a quien me toca relevar- y un cubre-bocas. En particular el cubre-bocas cumple una función no prevista; ocultar el impacto de nuestros

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré alumbrando mis pasos en uno de los lugares más increíbles no sólo de México sino el mundo entero. Las imponentes grutas de Cacahuamilpa son formaciones de más de hace 80 millones de años -valga recordar que los dinosaurios se extinguieron hace

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré al sur del estado de Morelos, en la frontera con el estado de Guerrero, donde el calor nos sumerge en los propios jugos y un cielo nublado es un descanso para el alma y la piel. El municipio se llama Puente

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré bebiendo pulque en el montañoso pueblito de Huitzilac, Morelos. La neblina bajaba lo mismo que la temperatura y una tímida llovizna rozaba las frentes de los parroquianos. Enclavado en los límites de la Ciudad de México, el Estado de México y

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en Zacatepec de Hidalgo, en Morelos. Cuando uno viene por la pista puede ver a la lejanía un bodrio bicolor, cuyas franjas verdes y blancas dan la impresión de ser una especie de granero descuadrado o algo similar.  Conforme uno se

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré refugiándome de la lluvia que caía a cantaros en el centro del estado de Morelos. La lluvia, al igual que en otras ciudades causa mucho tráfico y hace que los peatones corran de cornisa en cornisa para no mojarse. Es cierto

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré departiendo la clásica comida de la festividad anual de un pueblito en la sierra norte de Puebla. Como cada año, las últimas semanas de Julio son la época en que muchos lugares en cuyo nombre se enuncia al apóstol Santiago celebran

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en uno de estos lugares de boyante turismo internacional, en cuyo aeropuerto tan pronto baja uno del avión pasa por una sección de mostradores grises donde personas en playera opacas no dejan en claro si son funcionarios gubernamentales o representantes de

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré recorriendo la dehesa salmantina. Es un vasto territorio donde los árboles de encino se esparcen en lontananza. El también llamado campo charro es albergue donde se crían muchos toros de lidia en amplios terrenos y se les ve reunidos en múltiples

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en extremo atareado haciendo el equipaje para mi siguiente viaje. Viajar es un placer pero todas las actividades que preceden dicho placer son pocas veces enunciadas. Ya sea por negocios, por un congreso, por gusto o por cualquier otro motivo que

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré rememorando mi paso por Polonia, específicamente por la histórica ciudad de Cracovia. La ciudad es una joya de la historia, al grado que durante la Segunda Guerra Mundial, mientras los alemanes no tuvieron reparo en destruir Varsovia –la capital-, los miembros

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré recordando mis andares por Budapest, Hungría. La ciudad aún conserva un poco de ese toque de las ciudades que fueron parte del bloque comunista en la segunda mitad del siglo pasado. La zona central de Budapest es una especie de ciudad

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en un evento organizado por un político local para festejar el día del padre en el Cerro de la Estrella, lugar populoso del oriente de la Ciudad de México. El evento dio cabida a 1000 hombres y consistió en un desayuno,

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré me encontré sentado, tomando un poco de aire antes de seguir caminando y percatándome que hoy se cumple un año de haber iniciado esta serie de artículos que construyen la columna Viajero. Agradezco a Resiliente Magazine y a su equipo la

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en uno de estos lugares que se promocionan como lugares de entretenimiento infantil y buscan emular una especie de “Ciudad de los niños”. Curiosamente, el establecimiento al que me refiero tenía dicho nombre en sus inicios y posteriormente lo cambio a

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré rememorando mis pasos en el cerro de la Bufa, en Zacatecas. El cerro es un sitio emblemático puesto que cuenta con un observatorio meteorológico del siglo XIX, un mausoleo de zacatecanos prominentes (muchos de ellos músicos y políticos), un teleférico y

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré caminando por el rumbo de Mixcoac en la Ciudad de México, por el lugar que en su momento ocupó el sanatorio mental más grande de México, me refiero a La Castañeda. En el México porfirista, tras la modernización llevada a cabo

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré rememorando mis pasos por lo que fue el Lago de Texcoco. En ese momento y tras el fracaso del proyecto foxista de la construcción del aeropuerto, mucho del territorio del llamado Lago de Texcoco era considerado reserva ecológica. El lago artificial

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré en la Sierra Norte de Puebla. Fui parte de la celebración litúrgica que se llevaba a cabo en la iglesia principal de Zautla, Puebla. El motivo fue la entrega por parte de los padrinos de la Biblia a los niños que

1 2