Home / Impacto  / ¿Un Brexit en México? ¿Será un Enerxit?

¿Un Brexit en México? ¿Será un Enerxit?

Muchas de las oportunidades de mejoramiento para el sector eléctrico se derivan de la eliminación del monopolio estatal que por tantos años operó en el país y que en su momento histórico surgió de la necesidad de nuestro país de controlar los sectores estratégicos como el petróleo, la energía eléctrica y las comunicaciones. Ahora las circunstancias que rodean el entorno económico y social se han modificado y se hizo necesaria una apertura que con responsabilidad y vigilancia permitiera el surgimiento de posibilidades de empleo y de mejoramiento ya no solo de un solo sector sino de todos los mexicanos. Es un efecto positivo que se expande y se multiplica más allá del ámbito del sector eléctrico. Toca todos los sectores de la economía y destraba añejas restricciones que no permitían que las empresas, grandes, medianas y pequeñas, generaran su propia energía para hacer más eficiente su operación.

En sectores estratégicos para México como la agricultura, ahora es posible que los invernaderos, por ejemplo, generen su propia energía y vendan lo que no utilizan, utilizando celdas fotovoltaicas o energía eólica, o geotérmica. Se trata de operaciones con responsabilidad social que atienden tanto los temas del medio ambientes, de la rentabilidad y sobre todo de la gente, generando empleo y haciendo uso óptimo de agua y de la energía. Y así se pueden dar ejemplos en otros sectores estratégicos que con este nuevo planteamiento generan una tendencia irreversible porque es expresan el beneficio de todos y no de unos pocos. Y se puede decir que los primeros beneficiados son los trabajadores mexicanos del sector eléctrico que ven ahora surgir ante ellos un mar de nuevas oportunidades que les implica obtener importantes capacidades y habilidades, con el efecto consecuente de mejorar sus ingresos y los de sus familias. Pueden ahora generar su propias empresas, pequeñas o medianas, para competir, y dada su experiencia y conocimiento del medio, en forma ventajosa con las empresas de otros países que están llegando igualmente a aprovechar este nuevo mundo.

Querer revertir esta tendencia es semejante el movimiento llamado Brexit que enfangó a la Gran Bretaña en un periodo de incertidumbre y posible recesión porque fue a contrapelo de avances sociales de cooperación que le han costado millones de vida no solo a Europa sino al mundo entero. No puede ni debe haber un Enerxit que busque regresar al modelo de monopolio del Estado de todas las etapas de la industria eléctrica. Las consecuencias de este regreso al pasado superado serían catastróficas para todos los sectores de la economía y en particular para los del sector eléctrico.

Escrito por Felix Carvallo

Editado para Resilientemagazine.com

NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: