Home / Cambiar el mundo  / Ser positivo en México, es de mal gusto

Ser positivo en México, es de mal gusto

La necesidad del pesimismo en nuestra visión del mundo y  la expresión de lo que vivimos día a día, afecta nuestra mente, nuestro desempeño y finalmente desemboca en la generación de un sistema automatizado de crítica

La necesidad del pesimismo en nuestra visión del mundo y  la expresión de lo que vivimos día a día, afecta nuestra mente, nuestro desempeño y finalmente desemboca en la generación de un sistema automatizado de crítica de todo, bien inserto inserto en nosotros: este sistema es real porque funciona día con día, por lo que es importante preguntarnos cómo contribuye nuestra visión del mundo a la generación de este sistema de crítica constante.

Un día, un comentarista dijo algo muy interesante: “ser positivo en México, es de mal gusto”, y tristemente es verdad. Normalmente cuando vemos una obra del gobierno, no lo consideramos como algo bueno y beneficioso para la comunidad sino que la pregunta obligada es “cuánto dinero estarán robando” porque si no pensamos en ello, asumiríamos que estamos siendo ingenuos y Dios no lo permita, ¡ignorantes! Nuestra necesidad de conocer, en muchos sentidos, se alimenta de noticias y eventos negativos, en su mayoría difundidos por redes sociales y personas que no tienen idea de lo que comparten.

Nuestra necesidad de saber del mundo no toma en cuenta muchos aspectos la mayoría del tiempo. No nos tomamos la molestia de tener una conciencia crítica, que guarde un espacio para la reflexión en la vida diaria, en una lectura, en un evento de cultura o en un diálogo con el otro. Existen tantas formas de no ser ignorantes que pueden resultar nutritivas . Y una buena forma de empezar a conocer sería a través de la humildad del reconocimiento de que no se sabe todo y que nunca se termina de aprender. Por ello se requiere ampliar nuestra mente y nuestra creatividad y formar nuestra propia visión del mundo para lograr conocer otras. Porque el conocimiento tiene muchas formas y caminos, éste no se genera desde un sentimiento de superioridad para impresionar a otros.

Escrito por Maritza Salcido

Editado por Resilientemagazine

 

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: