Home / Impacto  / Receta para una taza de café: una mezcla extraordinaria de condiciones injustas

Receta para una taza de café: una mezcla extraordinaria de condiciones injustas

El café se ha convertido en una parte integral de la cultura de cualquier país. México, Colombia, Costa Rica, Etiopía, Kenia, Uganda… son muchos los países que día a día llevan a cabo una producción

El café se ha convertido en una parte integral de la cultura de cualquier país. México, Colombia, Costa Rica, Etiopía, Kenia, Uganda… son muchos los países que día a día llevan a cabo una producción industrial de café y son aún más los países que consideran al café como producto de consumo básico. Es un producto que, realmente, se ha convertido en una necesidad para muchas personas pero el proceso de producción de esta extraordinaria mezcla no consiste en algo sencillo. Todo empieza con la plantación de las semillas del cafeto, la cual debe realizarse en áreas específicas que cumplan con las condiciones climáticas adecuadas. Posteriormente se recolectan los frutos del cafeto a mano, seleccionando únicamente aquellos que tengan el punto justo de madurez. Para el procesamiento, es necesario extraer la pulpa de cada uno de ellos y dejarlos secar al sol. Una vez que se secan al sol, es necesario remover la cáscara de cada uno de ellos. En cada etapa de la producción, el café es sometido a pruebas de calidad para analizar el cuerpo, el aroma, la acidez y el sabor. Los granos de café adquieren un tono oscuro bajo procesos de tueste a altas temperaturas y para que adquiera más sabor, se lleva a cabo el molido. Finalmente, se prepara de diversas maneras para satisfacer los paladares más exigentes.

 

Además de ser un proceso duradero y complejo, la producción del café está relacionada a prácticas laborales injustas y de degradación del medio ambiente. Asimismo, tanto las subidas como las caídas en los precios del café tienen un alto impacto sobre las comunidades productoras y el trabajo infantil. Cuando los precios del café se elevan, las familias recolectoras retiran a sus hijos de las escuelas para que trabajen en el proceso de producción, y cuando disminuyen, también los retiran de las escuelas debido a que hay más pobreza en estas comunidades. En este sentido, los ingresos de los agricultores dependen de los precios del mercado y no de salarios fijos, lo cual genera mayor trabajo infantil y mayor inestabilidad económica. Por otro lado, debido a las largas jornadas laborales en las regiones cafetaleras, la falta de transporte y las limitaciones para abandonar la propiedad, se emplea mano de obra permanente a muy bajos salarios. Al no poder abandonar la zona, los trabajadores  consumen recursos de los mismos dueños de la región, y como el salario que reciben es tan bajo, saldan sus deudas con horas de trabajo, lo cual se convierte en un esquema de esclavitud. Además de impactar en la parte social, la producción del café genera consecuencias en el cuidado del medio ambiente y del agua. Para satisfacer la demanda mundial de consumo de café, se emplean diversos mecanismos para acelerar su producción, los cuales generan daños irreversibles al medio ambiente. Muchos utilizan pesticidas y plaguicidas en los cultivos de café y la cantidad de agua que se utiliza es muy alta: para poder producir una taza de café, se consumen aproximadamente 140 litros de agua.

 

¿Debemos renunciar a esta exquisita mezcla? La recomendación principal para quienes consumen café a diario es tratar de reducir el número de tazas que se consumen a la semana, sin embargo, dado que muchas culturas están acostumbradas al consumo de esta bebida, es importante comprar únicamente café certificado que garantice un proceso de producción justa. En este sentido, existen diversas organizaciones que, además de cuidar los recursos naturales para producir café, protegen a los productores otorgándoles un pago justo por la producción, condiciones justas y decentes de trabajo y estabilidad económica. Algunas de estas organizaciones son: Food Empowerment Project, Coffee Justo, AgroEco Coffee, Coop Coffee, Equal Exchange, Café Zapatista, entre otras.

 

Escrito por Rossy Shamah Chattaj 

Puedes escribirme a: ros24sh@gmail.com

 

Si quieres leer más de la realidad del café, puedes ir a los siguientes enlaces:

 

http://www.unitedexplanations.org/2012/03/22/la-huella-hidrica-130-litros-de-agua-para-una-taza-de-cafe/

http://www.foodispower.org/es/la-realidad-del-cafe/

http://www.gastronosfera.com/es/tendencias/el-proceso-de-produccion-del-cafe-en-8-pasos

 

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: