Home / Inspiración  / ¿Qué se siente atravesar el océano y navegar hacia continentes lejanos? Viajar en el Ship for World Youth

¿Qué se siente atravesar el océano y navegar hacia continentes lejanos? Viajar en el Ship for World Youth

¿Has pensado qué se siente navegar hacia continentes lejanos y formar parte de la aventura del Ship for World Youth? Aquí te dejamos una entrevista que realizamos a uno de los navegantes que ha sido

¿Has pensado qué se siente navegar hacia continentes lejanos y formar parte de la aventura del Ship for World Youth? Aquí te dejamos una entrevista que realizamos a uno de los navegantes que ha sido parte de esta aventura para que te animes a participar en esta increíble oportunidad para convertirte en un agente de cambio:

 

¿Qué se siente atravesar el océano y navegar hacia continentes lejanos?

 

El mayor sentimiento que inunda el alma es el de libertad. Libertad y plenitud. Soñar que en el vasto horizonte está justo aquello que tú desees que esté. Un sueño individual y grupal que se hace realidad y se va descubriendo con gran curiosidad, la cual se satisface sólo momentáneamente para después reiniciar el ciclo con el siguiente destino propuesto.

También se siente una gran gratitud por la oportunidad que se te regala. Saber que eres sumamente afortunado pues esta experiencia es única en su género y son contadas las personas que logran hacerla realidad. Y también gratitud por todo aquello que es parte de tu cultura, de tu vida y de tu país y que es un rasgo muy característico de ti en ese ambiente multicultural y a la vez sumamente valioso y enriquecedor para este mundo.

 

¿Cuáles son los mayores desafíos para los chavos que participen?

 

Durante el proceso de Selección, el de Preparación, el Programa mismo y al regreso, la demanda de tiempo y esfuerzo son constantes. Durante el proceso de selección el desafío es demostrar que sabes trabajar en equipo y que puedes convertirte en un líder en la transformación de tu comunidad; que eres consciente de los retos que enfrentamos como humanidad. En el proceso de preparación para los 11 seleccionados, el trabajo empieza varios meses antes de que comience el programa. Aquí la constancia, el trabajo grupal y el ánimo, así como las capacidades para generar acuerdos se ponen a prueba constantemente al enfrentar retos diversos para lograr el mejor proyecto posible que pueda representar de manera exitosa a México ante el mundo.

Durante el programa, el estar en un ambiente en donde tu forma de ver las cosas es tan distinta a lo que se considera la norma exige un cuestionamiento personal acerca de aquello que siempre nos ha parecido normal.  El desafío radica en tener la habilidad de establecer una comunicación intercultural adecuada para cada reto que se enfrenta tanto en escenarios de liderazgo como de trabajo en equipo.  Al regreso queda el compromiso de compartir lo aprendido y ser un agente real de cambio en nuestro país y no solo buscar el beneficio personal.

 

Muchos retos que son solo para aquellos que verdaderamente están dispuestos a dar lo mejor de sí en cada momento y durante un largo periodo de tiempo dejando de lado el ego y abrazando la cooperación y el entendimiento.

 

¿Qué te enseño el SWY?

 

En el aspecto formal se aprende y se practican muchas competencias para la ciudadanía global y el liderazgo, como son el trabajo en equipo, la visión colectiva, desarrollo de proyectos, etc. En cuanto a políticas nacionales es muy interesante aprender que hay países que tienen la gran visión de invertir en las juventudes y no sólo de sus países. Lo que pone de manifiesto todo el poder de los jóvenes a nivel global.

 

Entender que todos los países, incluso los de economías más desarrolladas, presentan problemas y aunque diferentes a los nuestros es importante atenderlos todos de manera conjunta, con un gran sentido de comunidad, para lograr resultados trascendentes. En cuanto a educación no formal, se aprenden cascadas de cosas todos los días. Se abre la mente y el corazón, al conocer personas de contextos y realidades sumamente distintas a la personal. Te das cuenta que puedes no hablar un idioma pero que si tienes la voluntad necesaria encontraras la forma de transmitir tu mensaje y recibir otros muchos. Y ser consciente de las tantas veces que en nuestros propios contextos nos alejamos nos alejamos de los demás por enfocarnos en las diferencias en vez de en todo lo que nos une.

 

Sin embargo, por sobre todo lo anterior, el mayor aprendizaje derivado del programa es saber que las barreras entre la humanidad no existen. Esas barreras son tan solo una construcción que podemos en cualquier momento dejar de lado para conectar desde y con el corazón con todos los seres humanos del mundo. Saber que verdaderamente todos somos uno.

 

¡Esta es tu oportunidad! ¡Decídete a transformar tu mundo multiplicando todo aquello que eres!

 

Conoce más aquí.

Escrito por Alejandra Soriano

 

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Subscríbete
A %d blogueros les gusta esto: