Home / Corresponsables  / ¿Cómo promover la Responsabilidad social empresarial en México? Parte 2 | Corresponsables

¿Cómo promover la Responsabilidad social empresarial en México? Parte 2 | Corresponsables

Siempre que hablo de la Responsabilidad social empresarial en México trato de hacer un símil con un ejemplo que todos podemos entender rápidamente: la familia. No importa si es uniparental, si es la mujer la

Siempre que hablo de la Responsabilidad social empresarial en México trato de hacer un símil con un ejemplo que todos podemos entender rápidamente: la familia. No importa si es uniparental, si es la mujer la que lleva el mando, etc. En esta familia ejemplo está la figura del padre o madre, que es quien toma las decisiones más importantes que afectarán a la familia. Están los hijos que aceptan las órdenes de los tomadores de decisiones. Y están, como en toda buena familia, una figura que puede representarse en tres avatares: el abuelo bonachón, la tía alternativa o el hijo mayor que ha salido de casa y ya es independiente. ¿Qué tiene que ver todo esto con las empresas mexicanas?

 

Tradicionalmente, son los padres los que toman las decisiones: a qué escuela irán los hijos, qué comerán día con día, qué vestirán, etc. Son ellos quienes deciden, de cierta forma, todo lo estratégico por el bien de la familia misma. Y con ello, son los padres quienes cargan con toda la responsabilidad de tener un trabajo para poder dar sus hijos una seguridad económica.

 

¿Qué pasa cuando llega a la familia el abuelo bonachón y le dice al padre o madre que su nieto debería tener más libertad o que él le quiere pagar a su nieto un viaje por Europa? Si los padres no dan su consentimiento, no importa qué desee el abuelo para su nieto, el hijo de familia no podrá ir a Europa y no tendrá más libertad. La decisión final, en el caso de las familias tradicionales, siempre la tienen los padres o madres. Lo mismo sucede con la tía alternativa que trata que en aquella casa se coma dieta vegetariana, se practique yoga (cayendo en todos los estereotipos) y se tenga una mascota por el bien de sus sobrinos. El caso se repite y son los padres los que tendrán siempre la última palabra sin importar las ideas de la tía.

 

¿Qué sucede si el hijo mayor, aquel que se ha independizado, regresa a casa de sus padres y trata de imponer nuevas prácticas con sus hermanos, teniendo conocimiento de causa y habiendo visto errores previos? La decisión, aun viniendo desde dentro del núcleo familiar, serán tomadas también por los padres de familia.

 

La mayoría de las empresas en México siguen funcionando con una gobernanza antigua, en la que no se delegan responsabilidades, ni existe inclusión de los stakeholders en las decisiones estratégicas. Hasta que no haya un cambio estructural en la gobernanza de las empresas, sin importar su tamaño, y se impongan nuevos modelos de toma de decisión colaborativa, la RSE se mantendrá sin dientes, ni garras. Si logramos cambiar el modelo de gobernanza de las PYMES en México, la tarea del impacto será mucho más fácil y rápida.

 

Escrito por Roberto Carvallo Escobar

 

Publicado originalmente en Corresponsables

 

Puedes leer la primera parte de este artículo aquí.

 

No te pierdas todos los artículos que diariamente emite Corresponsables haciendo click aquí.

Editado por Resiliente Magazine

 

Puedes seguir a Corresponsables enFacebookLinkedinTwitterYoutube

 

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Subscríbete
A %d blogueros les gusta esto: