Home / Sustentabilidad  / Productores de cacao que abrazan la sostenibilidad | Valor Compartido

Productores de cacao que abrazan la sostenibilidad | Valor Compartido

¿Sabías que la deforestación asociada a la producción de cacao ha aumentado en los últimos años debido a una demanda creciente de chocolate?

 

El proyecto Ecologización de la industria del cacao, implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, trabaja en los principales países productores de cacao y con las compañías de chocolate para transitar hacia prácticas sostenibles de cultivo y comercialización de esta materia prima.

 

La iniciativa promueve medidas ecológicas que incluyen la conservación de la biodiversidad, proporcionan una mayor estabilidad económica para todos los participantes de la cadena de valor y aumentan los ingresos de los pequeños agricultores.

 

El proyecto Ecologización de la industria del cacao cubre al menos 10% de la producción mundial de esta fruta: 350.000 toneladas cultivadas por 250.000 agricultores en 750.000 hectáreas.

 

En seis años de trabajo, el programa ha abordado las causas de la pérdida de biodiversidad, incluidos el cambio en el uso de la tierra y la sobreexplotación. También ha apoyado el desarrollo de sistemas de certificación para las mejores prácticas de gestión del cacao.

 

“El objetivo general del proyecto, que es vincular la sostenibilidad del paisaje del cacao con la conservación de zonas ricas en biodiversidad, tiene un gran potencial de ampliación”, dice Johan Robinson, jefe de la Unidad de Biodiversidad y Degradación del Paisaje del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y ONU Medio Ambiente.

 

La iniciativa, financiada por el GEF e implementada por ONU Medio Ambiente entre 2013 y 2019, trabajó en Brasil, Costa de Marfil, Ecuador, Ghana, Guinea, Indonesia, Nigeria, Madagascar, Papúa Nueva Guinea, Perú y República Dominicana, en alianza con Rainforest Alliance como agente ejecutor.

 

“Nuestra finca es sostenible porque está diversificada. Tenemos café, cacao, plátanos, naranjas, achiote, yuca, uncucha, pollos, madera y más”, dice Clavelina Sánchez de Nueva California, departamento de Junín, una zona ubicada en los bosques tropicales del centro de Perú.

 

Las mejores prácticas para el cultivo de cacao incluyen la conservación de la biodiversidad local.

 

“Cuando se trata de la producción de cacao, nuestra granja sirve como modelo: otros agricultores vienen a recibir capacitación y ver ejemplos. Seguimos nuestros principios y los practicamos: la agricultura sostenible y la diversificación de la producción nos ayudan a generar más ingresos. Cuidamos la biodiversidad y mejoramos nuestra calidad de vida. Por ejemplo, el proyecto nos ha mostrado cómo podemos usar el kudzu y las comelinas (plantas nativas) para generar sombra y dar cobertura del suelo”, explica Sánchez.

 

“Nuestro objetivo principal es cuidar el suelo y gestionarlo adecuadamente. Esto es importante para obtener una cosecha saludable y productiva que nos proporcione suficientes alimentos e ingresos para nuestras familias”, añade.

 

El proyecto se ha guiado por el estándar de requisitos de la Red de Agricultura Sostenible para promover la sostenibilidad de los cultivos y la preservación de la biodiversidad dentro y alrededor de las fincas.

 

Los auditores del proyecto han certificado el cumplimiento de 182.362 propiedades que cumplen con el estándar de la Red de Agricultura Sostenible, en un total de 896.654 hectáreas, incluidas 64.559 hectáreas de tierras de cultivo reservadas para protección.

 

Esta iniciativa también ha contribuido a conservar la biodiversidad en algunos paisajes seleccionados de cultivo de cacao, como los proyectso Tai en Costa de Marfil, Juabeso/Bia en Ghana y Kanyangen Nigeria.

 

Estas actividades han sido respaldadas por más de 54 marcas de mercado y minoristas que aportaron una cofinanciación adicional de US$ 24,5 millones durante el ciclo de vida del proyecto.

 

La Red de Agricultura Sostenible y Rainforest Alliance también albergan un programa de cacao que se ha expandido exitosamente en los últimos cinco años. Solo en 2016 está iniciativa certificó alrededor de 1 millón de hectáreas de cacao en 15 países. El cacao aprobado por ambas organizaciones ahora representa 13,6% del suministro mundial de este cultivo.

 

Para hacer frente a la amenaza del cambio climático, Rainforest Alliance, en colaboración con la Fundación Mundial del Cacao, también ha creado manuales para orientar la producción adaptada al clima y apoyar la resiliencia a largo plazo.

 

La Organización Internacional del Cacao y de la Academia Francesa del Chocolate y de la Confitería lideran la celebración del Día Mundial del Cacao y el Chocolate el 1 de octubre de cada año. El día busca crear conciencia sobre las condiciones de vida de los productores de cacao en todo el mundo, en un esfuerzo por construir una economía de cacao sostenible.

 

Escrito por ONU Medio Ambiente

 

Esta es una colaboración entre Resiliente Magazine y Valor Compartido.

 

Originalmente publicao en Valor Compartido

 

Conoce más en www.valor-compartido.com

A %d blogueros les gusta esto: