Home / Impacto  / Plan de contingencia nivel -1000

Plan de contingencia nivel -1000

Parece el cuento de nunca acabar. La contingencia regresa y seguimos sin plan para realmente enfrentar los problemas ambientales que estamos creamos. Parece que hay calor y hay contingencia, hay frío y también la hay,

Parece el cuento de nunca acabar. La contingencia regresa y seguimos sin plan para realmente enfrentar los problemas ambientales que estamos creamos. Parece que hay calor y hay contingencia, hay frío y también la hay, hay viento y todo solucionado. Al parecer todo, obra y gracia del smog, depende del humor del clima en tal día. Lo curioso es que esto es precisamente todo lo contrario a lo que sería un plan de acción o una estrategia a largo plazo. Más bien, todo se queda diluido en lo que el buen Tonatiuh, más conocido por ser el Dios del sol, o Tláloc con sus conocidas lluvias torrenciales, desean día sí y día no. Todo se resuelve en un cambio de humor del clima y así, todos tan contentos.

Qué triste que tantos millones se hayan invertido, perdón, tirado a la basura, en verificentros, en calcomanías, en think tanks y en Secretarías o Ministerios de Estado que según fueron hechos precisamente para tener bases sólidas de por qué habría contingencia y por qué no, y decir cómo mitigar el riesgo para que no tuviera que haber dichas contingencias, regla básica de cualquier curso de gestión del riesgo. Y no, no sirven para ello. Todo ese recurso de tiempo y dinero ha sido gastado porque en cambio, todo depende de si pasamos los 150 puntos de ozono.

De qué sirve tener tanta gente en el tema ambiental si todo, absolutamente todo, depende de si al día siguiente hay 150 puntos de ozono. Claro, en teoría, todo ese recurso se ha invertido en poder evitar que se llegue a ese nivel. Se ha invertido en planes de mitigación y no solo en planes de contingencia. Y perdón, pero llamar “Plan de contingencia” a decir “cuando llegue a 150, no circular 2/5 de los coches de la ciudad” es tan ridículo e ingenio como decir “cuando te falte oxígeno, respira por la nariz”. Un plan de continencia tiene que realmente ser estratégico. Para terminar diciendo “cuando hay mucha contaminación, dejar de contaminar”, prefiero haber gastado todo ese dinero en otra cosa. Tiene que haber tácticas precisamente para evitar llegar al momento en que nos falte el oxigeno.

 

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Subscríbete
A %d blogueros les gusta esto: