Home / Ashoka  / Para no tener que migrar: el Sueño Guatemalteco

Para no tener que migrar: el Sueño Guatemalteco

Las fronteras entre los países latinoamericanos se desdibujan entre los sueños de una mejor vida. Los límites solo existen en los mapas que se deben memorizar si lo que uno busca es llegar a los Estados

Las fronteras entre los países latinoamericanos se desdibujan entre los sueños de una mejor vida. Los límites solo existen en los mapas que se deben memorizar si lo que uno busca es llegar a los Estados Unidos. De las 300 mil personas viviendo en Estados Unidos de origen guatemalteco, una gran mayoría llegó de forma ilegal atraída por el famoso sueño americano. Otros llegaron por la mera necesidad de buscar nuevas oportunidades a pesar de que éstas se encuentren lejos de su casa, de su familia, de su tierra y de sus raíces. Y si irse y adaptarse fue complicado, más lo es el regresar y habituarse. Para ello, en 2008 un grupo de guatemaltecos buscó la forma de que el retorno a Guatemala -hacia el sueño guatemalteco– fuera digno para que todos los aquellos que fueron deportados pudiesen en Guatemala potenciar  todas sus capacidades aprendidas en la experiencia migratoria.

Es así como nace Migrantes Anónimos, una proyecto de DESGUA, con el objetivo de la reintegración social de los retornados guatemaltecos enfocado en el trabajo emocional, espiritual y material de la persona valiéndose de sus conocimientos y capacidades desarrolladas durante su de permanencia en Estados Unidos. De igual importancia, se hace énfasis en el trabajo de jóvenes vulnerables a migrar para que con un trabajo digno, una economía solidaria y justa, una educación alternativa e incluyente y derechos humanos respetados puedan permanecer en Guatemala. Trabajo fruto de este todo esto es la promoción del comercio justo a través de la franquicia social Cafe Red: Centro sociocultural y económico que aporta la sostenibilidad financiera que además sirve como espacio de encuentro y diálogo para los retornados. 

DESGUA comenzó sus primeros proyectos teniendo como eje la identidad cultural y la memoria histórica como parte integral de un proceso de desarrollo sostenible. Sabe que la organización comunitaria es su base y que la forma de vivir que enseñaron los abuelos es la que los mantiene unidos y trabajando. Migrantes Anónimos busca ser una respuesta integral a la deportación de miles de guatemaltecos obligados a retornar desde 2006, año en que se recrudrecieron las leyes migratorias en los Estados Unidos. Con la misma suerte corren migrantes de países como México, Nicaragüa, El Salvador y Honduras y es por eso que este modelo puede ser replicado en estos territorios abandonados por sus propios gobiernos en el retorno. DESGUA a través de Migrantes Anónimos trabaja con 50 migrantes con la finalidad de aprender aciertos y replicar el modelos a otras ciudades de Latinoamérica y lograr así darle otra forma al retorno migrante para que regresar sea alentador, lleno de esperanza y de futuro. Esta es un nuevo camino para trabajar por los Derechos Humanos en Latinoamérica porque, siguiendo las palabras Willy Barreno, co-fundador, “los migrantes no son un problema sino una posibilidad para la comunidad”. 

Escrito por Sofía Ortega

Editado para Resilientemagazine.com

Si quieres conocer más de proyectos y empresas como este, visita Ashoka Changemakers

Haz click si quieres conocer más de Migrantes Anónimos y DEGUA

Este texto es una colaboración entre Ashoka y Resilientemagazine.com

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Subscríbete
A %d blogueros les gusta esto: