Home / Fundacion Michou y Mau  / Un nuevo mundo, mismos peligros | Fundación Michou y Mau

Un nuevo mundo, mismos peligros | Fundación Michou y Mau

No hace mucho tiempo, la tecnología todavía no formaba parte de nuestra vida diaria como lo hace ahora. En menos de 20 años, el mundo se ha transformado con la llegada de las computadoras, de los celulares, las tabletas, del internet y mil y uno más gadgets que usamos rutinariamente. Todavía recuerdo la llegada de los discos compactos, del primero celular que tuve y vívidamente recuerdo el primer videojuego que me regalaron. Una generación anterior seguramente recordará qué su primer tocadiscos y la primera vez que utilizó una maquina de escribir eléctrica.

 

La tecnología cambia el mundo y lo hace rápidamente. Revoluciona todo aquello conocido y abre un futuro inimaginable. Los principales avances tecnológicos también traen consigo adelantos en la medicina y en la reducción de riesgos de la salud. Enfermedades antes mortales se han logrado erradicar y aquellas que por mucho tiempo eran de gran peligro, se han podido controlar hasta el punto de poderse aliviar con una sola pastilla. La tecnología cambia el futuro y lo logra, en general, para el bien de la sociedad.

 

Llama la atención que al mismo paso del cambio en la tecnología, siguen existiendo todavía riesgos constantes a los que la tecnología, si bien puede aliviar con mejores instrumentos, no ha logrado erradicar completamente. Los avances en quemaduras son tan extraordinarios que no es difícil ver en internet videos de novedosas técnicas en donde se utiliza la piel de un pescado para acelerar la mejoría de una quemadura extrema. Los tratamientos han acelerado las recuperaciones y con modernas operaciones, los riesgos de perder la vida por un accidente de quemadura se han podido reducir enormemente. No obstante, el riesgo de que un niño sufra una quemadura en un accidente sigue siendo latente en nuestras sociedades, a pesar de contar con mejores tecnologías. Y no será más que con un enorme esfuerzo en la prevención de accidentes que aún con la tecnología más avanzada, logremos asegurar que los niños no sufran accidentes que cambien totalmente sus vidas. La mejor tecnología para reducir los peligros de las quemaduras es y seguirá siendo la prevención. 

 

Escrito por Resiliente Magazine

 


Desde 1998, la Fundación Michou y Mau para niños quemados se dedica:

–  Al traslado de niños en riesgo de perder la vida por quemaduras al Hospital de Shriners Galveston o a las unidades especializadas en México.

– A la atención de niños con secuelas de quemaduras a través de diferentes apoyos como: revisiones médicas subsecuentes en clínicas de valoración que se dan en diferentes Estados, tratamiento psicológico para los pacientes y sus familias, ayuda para las prendas de presoterapia, traslados, alojamiento en albergues durante su estancia para las revisiones médicas, etc.

– A la creación de Unidades de Alta Especialidad en la Atención de Quemaduras en México

– La capacitación de profesionales de la salud: médicos, paramédicos, TUM, enfermeras, personal de rescate, etc.; para brindar atención especializada en quemaduras

– A prevenir a través de la Campaña Nacional de Prevención “No TQuemes” que cuenta con material audiovisual y didáctico para que aprendas con los más pequeños de la casa como no quemarse o qué hacer si tienen algún accidente que pueda provocar quemaduras 

Haz clic aquí si quieres conocer más de cómo prevenir quemaduras.

Conoce más de Fundación Michou y Mau en nuestra web www.fundacionmichouymau.org   y en nuestras redes sociales: 

-Facebook: Fundación Michou y Mau IA

-Twitter: @michouymau

 Tu donativo nos puede ayudar a salvar una vida de un niño quemado. Haz tu donación aquí o puedes realizarla directamente en el banco Citibanamex en la cuenta Núm. 4153654 sucursal 298 a nombre de Fundación Michou y Mau I.A.P., clabe interbancaria 002180029841536548

 

logo-fundacion-michou

NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: