Home / Fundacion Michou y Mau  / Nuevas esperanzas | Fundación Michou y Mau

Nuevas esperanzas | Fundación Michou y Mau

La llamada le sorprendió de camino a casa. No pudo responder porque venía manejando pero le preocupó una segunda y una tercera llamada perdida de su esposa. Pensó en primera instancia que la llamada era

La llamada le sorprendió de camino a casa. No pudo responder porque venía manejando pero le preocupó una segunda y una tercera llamada perdida de su esposa. Pensó en primera instancia que la llamada era para pasar a comprar algo al supermercado de camino a casa. Cuando su teléfono comenzó a sonar una cuarta vez, una corriente fría le recorrió todo el cuerpo mientras el celular no paraba de vibrar. Respondió la llamada aún sabiendo que en pocos segundos estaría llegando a su casa. Al escuchar a su esposa gritar por el teléfono, llorando de angustía, vio frente de su casa en medio de la noche a vecinos que se acercaban para avergiuar qué ocurría dentro. Lo vieron llegar desde lejor mientras él tocaba el claxón desesperádamente para apartarlos de su camino.

 

Se detuvo frente a su portón y corrió hacia el interior de la casa. Los vecinos, todavía impactados por la escena, se asomaban detrás de él mientras cruzaba el jardín frontal de la casa. La puerta estaba entreabierta y desde adentro se escuchaba a la madre llorar. Su hijo había estaba recostado en medio de la estancia principal de la casa y su madre estaba arrodillada a un costado. Le besaba la frente y le susurraba al oído.  El pequeño no paraba de llorar. Cuando vio la escena, corrió hasta su hijo y lo trató de abrazar pero al ver su piel lacerada se contuvo. Todavía se veía el agua humeando en el suelo de la cocina.

 

Había que tomar la decisión de llevar al niño al hospital o esperar a la ambulancia que ya venía en camino. Pocos segundos después, escucharon desde lejos la sirena. Una vecina entró corriendo a la casa con teléfono en mano escuchando atentamente instrucciones. Detrás de ella, llegaron los paramédicos. La ayuda había llegado.

 

Basta un segundo de distracción para que ocurran los peores accidentes. Además de los medios tradicionales de ayuda, paramédicos y hospitales, existe la Fundación Michou y Mau con el número QUEMATEL ( 01800 080 81 82) para guiar en caso de que ocurra cualquier quemadura, 24 horas al día, 365 días del año.

 

Escrito por Resiliente Magazine

 


Desde 1998, la Fundación Michou y Mau para niños quemados se dedica:

–  Al traslado de niños en riesgo de perder la vida por quemaduras al Hospital de Shriners Galveston o a las unidades especializadas en México.

– A la atención de niños con secuelas de quemaduras a través de diferentes apoyos como: revisiones médicas subsecuentes en clínicas de valoración que se dan en diferentes Estados, tratamiento psicológico para los pacientes y sus familias, ayuda para las prendas de presoterapia, traslados, alojamiento en albergues durante su estancia para las revisiones médicas, etc.

– A la creación de Unidades de Alta Especialidad en la Atención de Quemaduras en México

– La capacitación de profesionales de la salud: médicos, paramédicos, TUM, enfermeras, personal de rescate, etc.; para brindar atención especializada en quemaduras

– A prevenir a través de la Campaña Nacional de Prevención “No TQuemes” que cuenta con material audiovisual y didáctico para que aprendas con los más pequeños de la casa como no quemarse o qué hacer si tienen algún accidente que pueda provocar quemaduras 

Haz clic aquí si quieres conocer más de cómo prevenir quemaduras.

Conoce más de Fundación Michou y Mau en nuestra web www.fundacionmichouymau.org   y en nuestras redes sociales: 

-Facebook: Fundación Michou y Mau IA

-Twitter: @michouymau

 Tu donativo nos puede ayudar a salvar una vida de un niño quemado. Haz tu donación aquí o puedes realizarla directamente en el banco Citibanamex en la cuenta Núm. 4153654 sucursal 298 a nombre de Fundación Michou y Mau I.A.P., clabe interbancaria 002180029841536548

 

logo-fundacion-michou

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Subscríbete
A %d blogueros les gusta esto: