Home / Fundación Merced  / No es tan poco común | Fundación Michou y Mau

No es tan poco común | Fundación Michou y Mau

¿Te has preguntado qué tan común es que los niños se quemen de forma grave? Al principio uno pensaría que son contados los casos en que un bebé o un niño sufre una quemadura porque es igual de extraño, uno pensaría, que se den los circunstancias necesarias para que esto suceda: descuido de los padres, algún material peligroso, un niño curioso o simplemente un muy mal momento en el lugar incorrecto. Solemos pensar que los accidentes son precisamente eso: eventos remotos que escasamente suceden y por los cuales no debemos preocuparnos mucho.
Recuerdo que hace poco charlaba con un amigo acerca de esta columna. Recuerdo que sus palabras al recordar las palabras de uno de los artículos reciéntemente publicado fueron: “A mí me pasó que agarré una sartén ardiendo y mira, se me quedó la marca para siempre”. Lo que me llamó la atención no fue el relato del accidente sino que no hace mucho tiempo, otro amigo me había contado un accidente similar. En seguida recordé la historia de otros dos amigos que por descuidos o por mil otras razones, de niños fueron atendidos de emergencia de quemaduras de tercer y segundo grando, hasta el punto de recibir injertos de piel en diversas operaciones.
Fue entonces cuando me di cuenta que lo remoto que son los accidentes se aleja de la realidad porque son muchos los casos de personas cercanas que de niños sufrieron accidentes de quemaduras graves. Quizá no sea mal momento de recapitular cuántos y cuántas personas conocidas tuyas sufrieron algún tipo de quemadura fuerte cuando fueron niños. Un esfuerzo pequeño de memoria te asombrará de manera muy negativa. Los accidentes pasan, tristemente, más comúnmente de lo que pensamos.

Escrito por Resiliente Magazine

 


Desde 1998, la Fundación Michou y Mau para niños quemados se dedica:

–  Al traslado de niños en riesgo de perder la vida por quemaduras al Hospital de Shriners Galveston o a las unidades especializadas en México.

– A la atención de niños con secuelas de quemaduras a través de diferentes apoyos como: revisiones médicas subsecuentes en clínicas de valoración que se dan en diferentes Estados, tratamiento psicológico para los pacientes y sus familias, ayuda para las prendas de presoterapia, traslados, alojamiento en albergues durante su estancia para las revisiones médicas, etc.

– A la creación de Unidades de Alta Especialidad en la Atención de Quemaduras en México

– La capacitación de profesionales de la salud: médicos, paramédicos, TUM, enfermeras, personal de rescate, etc.; para brindar atención especializada en quemaduras

– A prevenir a través de la Campaña Nacional de Prevención “No TQuemes” que cuenta con material audiovisual y didáctico para que aprendas con los más pequeños de la casa como no quemarse o qué hacer si tienen algún accidente que pueda provocar quemaduras 

Haz clic aquí si quieres conocer más de cómo prevenir quemaduras.

Conoce más de Fundación Michou y Mau en nuestra web www.fundacionmichouymau.org   y en nuestras redes sociales: 

-Facebook: Fundación Michou y Mau IA

-Twitter: @michouymau

 Tu donativo nos puede ayudar a salvar una vida de un niño quemado. Haz tu donación aquí o puedes realizarla directamente en el banco Citibanamex en la cuenta Núm. 4153654 sucursal 298 a nombre de Fundación Michou y Mau I.A.P., clabe interbancaria 002180029841536548

 

logo-fundacion-michou

NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: