Home / Impacto  / No me rompás las…

No me rompás las…

Esta fue una semana hecha específicamente para esto. Para comenzar nuevos proyectos, para vender otros, para analizar lo hecho hasta ahora y sobre todo, para ver hasta dónde podemos llegar a romper las

Esta fue una semana hecha específicamente para esto. Para comenzar nuevos proyectos, para vender otros, para analizar lo hecho hasta ahora y sobre todo, para ver hasta dónde podemos llegar a romper las… ¿Por qué? Porque el truco de toda venta, bien lo saben todo quien vende, es el famoso seguimiento, el tocar base o como diríamos en México, el chin… y chin… hasta que se vende lo que se desea. ¿Es así la regla?

Quisiera decir que no. Que cada venta es diferente pero curiosamente, la realidad mexicana nos ha enseñado que este es el bueno camino para lograr vender. No que sea el único pero sí es el más funcional en este país tan lindo, nuestro paisito tropical. Y si estas son las reglas del juego, que sea lo que tenga que ser y aceptar cómo funciona la venta de productos y la venta de servicios. Benditos aquellos que sufren por no darse abasto y benditos aquellos que esperan cómodamente en un banco a que lleguen los clientes. “No quiero más clientes”, dijo el dueño de una empresa, ¡NUNCA! “Ya no quiero que lleguen por sí solos sino quiero salir a buscarlos”, respondió otro empresario, ¡NUNCA!

Y esto de salir a vender es tan interesante como la consultoría misma. Se sube, baja, salta, brinca y sopla para lograr vender este servicio que es tan útil para una empresa o para un cliente o este producto que le cambiará la vida totalmente. La pregunta: ¿lo necesita el cliente? Seguramente sí. Lo va a querer. No siempre. Ahí viene el viejo truco de la venta y la ruptura de…

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Subscríbete
A %d blogueros les gusta esto: