Home / Impacto  / Moda, sustentabilidad y llegaron las ofertas

Moda, sustentabilidad y llegaron las ofertas

Hace 10 meses vi un documental llamado The True Cost por Andrew Morgan el cual tiene poco más de un año de haberse estrenado en Estados Unidos pero aún no tiene la divulgación que considero

Hace 10 meses vi un documental llamado The True Cost por Andrew Morgan el cual tiene poco más de un año de haberse estrenado en Estados Unidos pero aún no tiene la divulgación que considero se merece. El documental aborda el tema de sustentabilidad en la industria de la moda. Ciertamente, éste no es el tema más popular entre los temas que son discutidos alrededor de la sustentabilidad. Incluso podría pensarse un tema frívolo y superficial. Sin embargo, inevitablemente como sociedad todos nos encontramos inmersos en la industria de la moda o la industria de las prendas, sea para nuestra vida diaria como para ocasiones especiales como fiestas, graduaciones, primer entrevista de trabajo, etc. Indirectamente y tal vez sin ser conscientes de ello, todos formamos parte de esa industria.

La industria de la moda o la industria de las prendas es la segunda más contaminante del mundo, superada solamente por la industria petrolera, hecho reconocido por Eileen Fisher, una de las magnates de la industria de la ropa.  El problema no solo radica en la cantidad de agua, materia prima (como algodón) y químicos (cloro entre otros) que son necesarios para la producción de ropa y que tras ser procesados son desechados en el medio ambiente causando contaminación haciendo insostenible estas prácticas para nuestros ecosistemas. Sin embargo, el aspecto social de esta industria es tal vez más alarmante. ¿Alguna vez has visto la etiqueta de tu ropa? Pues probablemente hayas visto que en la gran mayoría dice “Hecho en China”, “Hecho en Vietnam”, o “Hecho en Bangladesh”. En los países en los que la mayor parte de nuestra ropa está hecha las condiciones laborales son deplorables: largas jornadas de trabajo, salarios míseros, explotación infantil, etc. Lo cual explica el bajo precio que algunas de las prendas tienen en ciertas tiendas.

Es imperativo que cambiemos la forma en la que consumimos prendas si deseamos vivir en una sociedad más sustentable. Al decir esto no me refiero a que de un día para otro todos debemos dejar de comprar ropa, pues siendo realistas esto es imposible. Más bien me refiero a que es la manera en la que compramos la que logrará que el cambio dentro de esta industria suceda. Personalmente trato de comprar con menos frecuencia ropa (mentiría si dijera que he dejado de comprar completamente). También intento comprar ropa de segunda mano o comprar ropa de marcas que tienen mejor control de calidad sustentable o bien producidas localmente. Ciertamente considero que pequeñas acciones pueden tener un alto impacto a futuro plazo y mejorar la sustentabilidad de nuestra sociedad.

Escrito por Susana

Editado por Resilientemagazine.com

 

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Subscríbete
A %d blogueros les gusta esto: