Home / Cambio climático  / Lunes sin carne

Lunes sin carne

Hace unos días el presidente de Estados Unidos anunció la salida de este país del Acuerdo de París, un acuerdo que establece medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI)

Hace unos días el presidente de Estados Unidos anunció la salida de este país del Acuerdo de París, un acuerdo que establece medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a través de la mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas a efectos del calentamiento global, su aplicabilidad sería para el año 2019. Ante esto se nos presenta un escenario aún más retador para la conservación del medio ambiente pues Estados Unidos es el segundo país, después de China, que más GEI libera a la atmósfera. No obstante, existe una opción más viable para reducir estas emisiones que tratar de convencer al presidente Trump de que no abandone el acuerdo, el “lunes sin carne”.

 

De acuerdo con la FAO (Food and Agriculture Organization for the United Nations, por sus siglas en inglés) la industria ganadera produce más gases causantes del efecto invernadero que las emisiones de todo el sector de transportes. Es decir que, la industria cárnica y láctea producen más GEI que los escapes de autos, camiones, trenes, barcos y aviones ¡juntos! Esto, no solo propicia el calentamiento global, sino que también es la causa principal del consumo de recursos y la degradación ambiental. Si comparamos la obtención de gas natural y petróleo (específicamente el fracking que es el proceso donde más agua se usa y se contamina) con la crianza de ganado, en Estado Unidos, la primera consume 380 mil millones de litros al año mientras que en la ganadería son 128 billones de litros de agua consumidos al año, es decir, 300 veces más que la industria del fracking y resulta que las emisiones de metano de ambas industrias son muy similares. El lunes sin carne es un movimiento que busca concientizar a las personas sobre los problemas que acarrea el consumo de productos de origen animal e instar a que, por un solo día a la semana, no se consuma carne. De esta manera ayudamos a nuestra salud, a nuestra economía (pues una dieta sin carne resulta más barata) y a la del medio ambiente.

 

Aunado a todas las otras medidas que ya conocemos como; tomar baños cortos, usar el auto lo menos posible, no contaminar el agua, permanecer y cumplir el Acuerdo de Paris, el lunes sin carne resulta ser una de las alternativas más viables para salvar nuestro planeta. Probablemente ya lo estés haciendo ahora, pues no necesariamente tiene que ser en lunes, sino el día que te sea más sencillo.

Para más información visita:

http://www.lunessincarne.net

http://www.meatlessmonday.com/about-us/

http://www.cowspiracy.com

 

Escrito por Mónica Vera

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: