Home / Fundacion Michou y Mau  / Todo lo que tienes que saber para prevenir accidentes de quemaduras en tu casa – parte 2 | Fundación Michou y Mau

Todo lo que tienes que saber para prevenir accidentes de quemaduras en tu casa – parte 2 | Fundación Michou y Mau

¿Has pensado en todos los riesgos de accidentes que pueden ocurrir en tu casa? Podemos pensar que nuestro hogar es el lugar más seguro para nuestros hijos y que es imposible que un accidente ocurra. Sin

¿Has pensado en todos los riesgos de accidentes que pueden ocurrir en tu casa? Podemos pensar que nuestro hogar es el lugar más seguro para nuestros hijos y que es imposible que un accidente ocurra. Sin embargo es muy común que un pequeño descuido nos cambie la vida pero sobre todo, destruya el futuro de los pequeños con los accidentes más dolorosos: las quemaduras.

 

Es por esto que debemos ser extremadamente cuidadosos. Porque los accidentes suceden cuando bajamos la guardia y nos distraemos un segundo.  En la prevención está la mejor forma de lograr que los pequeños no sufran accidentes en casa.

 

Fundación Michou y Mau, en su gran labor para ayudar a los niños con quemaduras realiza un enorme trabajo de prevención porque sabe que el mejor tratamiento para una quemadura es su prevención.  Estos son los tips necesarios para evitar accidentes de quemaduras a tus hijos:

En la cocina:

Al cocinar con grasa o aceite tener siempre junto a la estufa un bote con bicarbonato de sodio para echar sobre cualquier flama que se prenda en la estufa.

 

 

 

Tener guantes o protectores para coger sartenes u ollas calientes.

 

 

 

Desconectar cualquier aparato eléctrico cuando no está en uso.

 

 

 

Cocinar siempre en la hornillas de atrás.

 

 

 

Guardar productos inflamables lejos del horno y la estufa, es más, ¡fuera de la cocina!

 

 

 

Asegurar la puerta del horno para que el niño no la abra y la utilice como escalera para llegar a las hornillas.

 

 

 

Cocinar en sartenes, ollas o cacerolas que tengan mangos.

 

 

 

Voltear los mangos hacia adentro.

 

 

 

Alimentar a los niños pequeños lejos de la estufa, sin mantel largo o individual que pueda jalar.

 

 

 

Consumir líquidos calientes sin tener a los niños junto o encima.

 

 

 

Poner protectores a las perillas de la estufa.

 

 

 

Colocar a los bebés en sillas altas o en corrales lejos de la estufa.

 

 

 

Utilizar tapaderas al cocinar productos que salpiquen.

 

 

 

Colocar lejos de la orilla de la mesa o mostrador jarras, soperas o aparatos eléctricos con líquidos calientes.

En la cochera, bodega, covacha, sótano o jardín:

Guardar productos inflamables lejos de la casa habitación (gasolina, acetona, thinner, aguarrás, prendedores de carbón, solventes, lacas, quitamanchas, etc.).

 

 

 

Mantener inflamables en área lejana al calentador, estufa o parrillas. Las flamas de los pilotos pueden atrapar los gases y vapores invisibles de los combustibles y prenderse.

 

 

 

Almacenar estos productos en botes de metal con tapas de seguridad bien cerrados. Dejar 5 centímetros de espacio para los vapores.

 

 

 

Almacenar sólo los inflamables indispensables lejos del calor o focos y dejarlos en áreas ventiladas.

 

 

 

No utilizar solvente alguno al pulir los pisos máquina o manual porque se prenden al frotar.

 

 

 

No poner gasolina a ningún aparato o maquinaria que esté caliente porque se incendia)podadora eléctrica, lancha, auto, etc.)

 

 

 

Mantener el asador lejos del área familiar tomando en cuenta las chispas de carbón que pueden saltar.

 

 

 

No avivar el fuego del asador con solventes cuando está prendido el carbón.

 

 

 

No permitir que los niños se acerquen al asador.

 

 

 

En caso de fogatas, preparar un agujero para la leña, tomar en cuenta el viento, no utilizar ropa con tejido sintético. Supervisar el control del fuego y la cercanía de los menores.

 

 

 

Apague la fogata con agua, la arena no sirve siempre.

 

 

Si quieres aprender más de qué hacer para evitar quemaduras, puedes hacer click aquí.

 

No hay dolor más grande que las quemaduras de los niños. Por eso en caso de emergencias, llama a QUEMATEL (01 800 080 8182)las 24 horas del día, los 365 días del año. Es totalmente gratuito y te dirán qué hacer y cómo actuar en caso de que el más mínimo descuido se convierta en la peor realidad.


Desde 1998, la Fundación Michou y Mau para niños quemados se dedica:

–  Al traslado de niños en riesgo de perder la vida por quemaduras al Hospital de Shriners Galveston o a las unidades especializadas en México.

– A la atención de niños con secuelas de quemaduras a través de diferentes apoyos como: revisiones médicas subsecuentes en clínicas de valoración que se dan en diferentes Estados, tratamiento psicológico para los pacientes y sus familias, ayuda para las prendas de presoterapia, traslados, alojamiento en albergues durante su estancia para las revisiones médicas, etc.

– A la creación de Unidades de Alta Especialidad en la Atención de Quemaduras en México

– La capacitación de profesionales de la salud: médicos, paramédicos, TUM, enfermeras, personal de rescate, etc.; para brindar atención especializada en quemaduras

– A prevenir a través de la Campaña Nacional de Prevención “No TQuemes” que cuenta con material audiovisual y didáctico para que aprendas con los más pequeños de la casa como no quemarse o qué hacer si tienen algún accidente que pueda provocar quemaduras 

Haz clic aquí si quieres conocer más de cómo prevenir quemaduras.

Conoce más de Fundación Michou y Mau en nuestra web www.fundacionmichouymau.org   y en nuestras redes sociales: 

-Facebook: Fundación Michou y Mau IA

-Twitter: @michouymau

 Tu donativo nos puede ayudar a salvar una vida de un niño quemado. Haz tu donación aquí o puedes realizarla directamente en el banco Citibanamex en la cuenta Núm. 4153654 sucursal 298 a nombre de Fundación Michou y Mau I.A.P., clabe interbancaria 002180029841536548

logo-fundacion-michou

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Subscríbete
A %d blogueros les gusta esto: