Home / Impacto  / Lo que los emprendedores pueden aprender de las abejas | Unreasonable México

Lo que los emprendedores pueden aprender de las abejas | Unreasonable México

¿Qué podemos aprender de las abejas? Ver una colmena en acción es fascinante. Tuve el gusto de acompañar a una amiga dedicada a la apicultura a campo recientemente. Conforme iba pasando el día estaba yo más fascinado con el proceso de creación de una colmena y el funcionamiento perfecto que un microcosmos de esta naturaleza tiene. Aquí algunas de las conclusiones geek-emprendedoras que pasaban por mi mente:

 

100% Colaboración. Una colmena puede tener entre 15 y 50,000 abejas. ¿Lo impresionante? La organización es impecable. Cada abeja sabe perfectamente su función: mientras la reina pone huevos, las abejas obreras ejecutan múltiples funciones: algunas fabrican cera mientras otras limpian (¡son obsesivas-compulsivas con la limpieza!), ventilan la colmena, alimentan a las crías y construyen el panal. Luego están las exploradoras que salen y abastecen a la comunidad de polen tras largos viajes. En este pequeño mundo hay acuerdos: te toca trabajar donde te toca para la subsistencia, crecimiento y trascendencia de la comunidad.

 

Lo mismo aplica cuando se trata de hablar del ecosistema de emprendimiento en México. Nosotros creemos que hoy el emprendimiento es el vehículo para la subsistencia, crecimiento y trascendencia de nuestra economía. Solo generando empleos es que podremos hacer un México más justo, y si ayudamos a que empresas que además de generar empleos resuelvan un problema urgente, ¡mejor! Por lo tanto, la organización y colaboración, como en una colmena, es indispensable y necesaria. Los egos no juegan en este medio. Solo la colaboración organizada.

 

La Reina determina la fortaleza de la comunidad. Vestido con mi traje anti-abeja aquel domingo de apicultura pude presenciar varias colmenas en funcionamiento. Me llamó la atención que la identidad de la comunidad reside en su reina. Si una reina muere, la comunidad se esfuerza por encumbrar a la sucesora; si fracasan, la colmena completa está en riesgo de morir.

 

Cada vez que uno de nosotros, actores del ecosistema (abejas obreras), contribuimos a la generación de un “emprendedor-caso de éxito”, es el equivalente a la coronación de una reina. ¿El efecto? Nos fortalecemos y entramos en un círculo virtuoso: se generan empleos, riqueza (miel) pero, sobre todo, más personas se ven inspiradas por estas historias y deciden emprender también (ahí la importancia de comunicar eficientemente estas historias). Si como ecosistema no detonamos proyectos colectivos, estamos perdiendo la oportunidad de inspirar a otros que quizá en unos años revolucionen México. ¡No podemos darnos ese lujo!

 

Como las alejas no nos puedan dar un curso en persona no dejes de entrar a los Laboratorios Irrazonables y aplicar a la siguiente convocatoria.

 

Puedes conocer más de Laboratorios Irrazonables aquí o en Fb.

 

No te pierdas la próxima semana, más conclusiones geek-emprendedoras.

 

Escrito por Unreasonable México

 

NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: