Home / Vamos para Delante  / Lo difícil que es cumplir un sueño | Fundación Vamos para delante

Lo difícil que es cumplir un sueño | Fundación Vamos para delante

Los sueños son hechos de un material mágico que puede ser al mismo tiempo el más frágil como inquebrantable. Es creado desde lo más profundo de la inocencia de nuestro corazón y del anhelo de nuestro ser, el cual proyecta ilusión y esperanza. Un sueño nos puede subir a la altura de lo invencible mientras que el no conseguirlo, nos puede agotar el alma. Y es que esa es la naturaleza de los sueños: hacernos volar e imaginar poder cumplir ese sueño que tenemos.

 

¿Soñaste alguna vez conocer el mar? ¿Imaginaste poder volver a jugar libremente? ¿Pensaste posible conocer a aquel héroe que con solo verte puede curar todo cansancio? ¿Imaginaste no sufrir ninguna enfermedad? ¿Soñaste ser invencible y poderte curar mágicamente?

 

No hay sueños tan grandes que nos hagan dejar de ilusionarnos con tan solo pensar en ellos. No importa si tu sueño es viajar hasta el otro lado del planeta solo para saber si en ese lugar del mundo el color del agua es la misma que aquí o si es abrazar a tu madre una última vez antes de tener que despedirte de ella o poder pasar desapercibido por el mundo sin que nadie vea tus debilidades ni enfermedades. Soñar es esperanza de vivir un momento que por ahora vemos lejano pero siempre posible, por lo menos en nuestra imaginación.

 

No hay sueños pequeños. Todo sueño es importante para mantener la esperanza, no importa si es conocer un museo, tener esos zapatos que siempre soñaste, tener la firma de tu futbolista favorito, montar una motocicleta, viajar a Acapulco o ir de shopping como has visto que hacen en la televisión. Todo sueño inspira y es en verdad difícil cumplir todo sueño. Hay que creer, imaginar que es posible. 

 

Porque todo es posible. No importa si es lograr contar con una medicina que haga su efecto más rápido o tener un mejor diagnóstico o pasar desapercibido con un peluca que cubre los efectos de una quimioterapia. Todo es posible. Solo se necesita soñar y creer.

 

La fundación Vamos para delante lleva tres años cumpliendo sueños de niños de bajos recursos y sus familias en la Ciudad de México. Ha cumplido más de 200 sueños y cada día que pasa, lucha por cumplir más sueños de vida, de esperanza y de ilusión a niños del Hospital Moctezuma.

 

Fundación Vamos para Delante es una organización sin fines de lucro liderada por Sara Cojab y Betty Jassan, quienes con un maravilloso equipo de trabajo de voluntarios y de apoyo han ayudado a más de 200 niños en solo 3 años.

 

Si quieres conocer más de Fundación Vamos Para Delante, puedes visitar su página web (http://www.vamosparadelante.org) o sus redes sociales: FB e Instagram.

 

Escrito por Roberto Carvallo Escobar

NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: