Home / Inspiración  / Lenta pero segura… así es la conservación

Lenta pero segura… así es la conservación

El proyecto de conservación nació en 1982 con el nombre de Programa de Conservación e Investigación de Tortugas Marinas en el Litoral Central de Quintana Roo, liderado por el Centro de Investigaciones de Quintana Roo

El proyecto de conservación nació en 1982 con el nombre de Programa de Conservación e Investigación de Tortugas Marinas en el Litoral Central de Quintana Roo, liderado por el Centro de Investigaciones de Quintana Roo (CIQRO). Fue suspendido en 1985 pero se consolidó nuevamente para operar de 1987 a 1995. Entre 1995 y 2002, fue dirigido por otras dos instituciones, el Colegio de la Frontera Sur y Parque Xcaret. Debido a las crecientes necesidades del Programa y la urgencia de extenderlo a otras playas, así como de involucrar a otros actores Parque Xcaret decide ponerlo en manos de otra institución.  Es así que en 2002 nace Flora, Fauna y Cultura de México, A.C. (FFCM), una organización de la sociedad civil sin fines de lucro que trabaja por la conservación de nuestro patrimonio natural y cultural. Lo anterior a través del desarrollo de programas de conservación que constituyan un vínculo entre profesionistas, empresas del sector privado, instituciones educativas, dependencias gubernamentales, organismos de la sociedad civil y, por supuesto, la comunidad. A partir de ese año y hasta la fecha, FFCM da continuidad al hoy llamado Programa de Conservación de Tortugas Marinas Riviera Maya-Tulum.

 

El objetivo principal del Programa es contribuir a la conservación, investigación y recuperación de las poblaciones de especies de tortuga marina que arriban a las costas de Quintana Roo, para asegurar el patrimonio natural y cultural de las generaciones futuras. Se protegen 13 playas a lo largo de 120 km de costa (aproximadamente 35.4 km efectivos), mismas que se ubican en los municipios de Solidaridad, Cozumel (Xel-há) y Tulum. Las playas de Aventuras DIF, Chemuyil, Xcacel, Xel-há, Tankah, Kanzul, Cahpechén y Lirios Balandrin se protegen de forma nocturna. Mientras que en Punta Venado, Paamul, Punta Cadena, Yu-Yum y San Juan se realizan prospecciones diurnas. El Programa está integrado por personal con vasta experiencia los cuales son capacitados de forma continua, con el fin de adquirir los conocimientos necesarios sobre la biología de los especímenes así como las técnicas de campo adecuadas para el manejo y cuidado de las tortugas, así como el registro de datos de acuerdo a estándares nacionales e internacionales. Para el seguimiento de las poblaciones anidadoras se realiza el manejo de hembras mediante la toma de datos morfométricos así como el marcado (técnica marcado-recaptura) con placas metálicas de acero inconel. Además, se lleva a cabo el manejo de nidos y el cuidado de las crías hasta su liberación al mar. Otro de los proyectos de investigación en los que se colabora es la caracterización de las zonas de anidación, con el fin de obtener un registro del impacto causado por factores naturales y antropogénicos y compararlo con los resultados de temporadas anteriores. Además, se lleva a cabo el seguimiento del proyecto de telemetría llevado a cabo en años anteriores en alianza con Pronatura Península de Yucatán y National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), en el cual se marcaron 30 hembras anidadoras con marcadores satelitales para evaluar la población de tortuga caguama en México y compararla con aquella que anida en la costa Atlántica de Estados Unidos de Norteamérica. Finalmente, se da seguimiento al proyecto de marcado por autoinjerto con la finalidad de conocer el comportamiento anidatorio de los especímenes.

 

La principal problemática que enfrentan los programas de conservación, en especial de tortugas marinas, es el incremento poblacional humano y el acelerado desarrollo turístico sin una adecuada planeación. De ahí la importancia de inculcar en la población el adecuado aprovechamiento de sus recursos, estableciendo un equilibrio entre las necesidades de protección del entorno y las actividades productivas y de recreación. Como parte de las acciones de protección se realizan las siguientes actividades: capacitaciones externas, campañas de concientización (“Tortutips, “juntos por la conservación”, “Tortugaton”), pláticas de educación ambiental en campamentos, limpiezas de playa, festivales (“Festival de la Tortuga Marina en el municipio de Tulum), proyectos de integración (“Tortuguero Comunitario Chemuyil”) y convocatorias a estudiantes y voluntarios (prácticas profesionales, servicio social y tesistas). Creemos que mediante estas acciones que involucran a la comunidad local, grupos hoteleros, turistas, autoridades, organizaciones civiles y voluntarios, es posible contribuir a mejorar la calidad de vida de nuestra sociedad fomentando siempre el patrimonio natural y cultural de México como algo propio y de beneficio para todos.

 

Tras 35 años de operación estamos seguros que lenta pero segura… así es la conservación.

 

Escrito por Flora, Fauna y Cultura de México, A.C.

Fotografía por Flora, Fauna y Cultura de México, A.C.

 

Puedes conocer más de lo que hacemos en nuestra página webFacebook y en Twitter

 

Si quieres realizar donaciones, escríbenos a redes@florafaunaycultura.org y realizar tus donativos directamente en la cuenta Scotiabank: 23700116726, CLABE 044694237001167268 a nombre de Flora, Fauna y Cultura de México, A.C.

 

Este texto es una colaboración entre Resiliente Magazine y Flora, Fauna y Cultura de México A.C.

 

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Subscríbete
A %d blogueros les gusta esto: