Home / Ashoka  / Fellow Ashoka 2018: Itzel Mayo de Grupo Murlota | Ashoka

Fellow Ashoka 2018: Itzel Mayo de Grupo Murlota | Ashoka

México carece de empleos justos para la mayor parte de las mujeres. Aún más en las zonas rurales. Más de 50 millones de mexicanos no pueden pagar los productos alimentarios mínimos necesarios para nutrirse adecuadamente y muchas familias no consumen proteínas en suficiente cantidad o de calidad. A escala nacional, la producción nacional actual de huevo no satisface la demanda y los programas de desarrollo no han vinculado a los pequeños agricultores con redes de distribución más grandes.

 

Itzel, con una cadena de valor innovadora de producción, está creando un nuevo modelo para la soberanía alimentaria y la actividad rural, el cual genera ingresos y empodera a los habitantes más desfavorecidos de las comunidades, principalmente a las mujeres. La mayoría de los programas de agricultura de subsistencia se centran en producir lo suficiente para la supervivencia familiar. Itzel apoya a los productores desde la producción hasta la comercialización, de modo que aumentan sus rendimientos y capacidad de vender excedentes a mercados más amplios mediante un modelo cooperativista.

 

A Itzel le fue inculcado un sentido de justicia social por sus padres, quienes desarrollaron talleres de costura para capacitar a mujeres en un barrio pobre de la Ciudad de México. Estudió agronomía y tuvo una experiencia formativa en zonas rurales de Chiapas, ahí quedó impresionada por el papel central de las mujeres en el pastoreo y crianza de las ovejas para producir lana. Durante la investigación de su Maestría en Ciencias Agropecuarias se sorprendió al enterarse de la desconexión entre el autoconsumo y la comercialización de los proyectos agrícolas.

 

Se han entregado 3,600 granjas en 14 estados de la República. Cada granja impacta a una familia de entre 4 y 6 miembros, con un rendimiento mensual aproximado de 750 huevos por mes. Vendiendo el 60% de los huevos producidos, cada familia gana en promedio 53 USD por mes, lo que resulta en poco más de la mitad del salario mínimo mensual para complementar el ingreso familiar. Adicionalmente, se ha mejorado la alimentación de las familias al consumir proteína, dando como resultado aumentos en la salud mental y física de los beneficiarios de un 22.17%.

 

Dentro de 10 años, Itzel desea impactar el 50% de producción de huevo orgánico en el país (120 mil diarios), al implementar más granjas orgánicas y produciendo más insumos para su comercialización con costos accesibles para los productores. En sus planes está formar un centro de investigación y desarrollo de nuevos negocios agrícolas y lograr implementar la ley de huevo de gallina libre, así como expandir el modelo a España a través de acuerdos de colaboración continua con universidades, gobierno y socios no gubernamentales.

 

Conoce más de los Fellows Ashoka 2018 y de Ashoka en www.ashoka.org

 

Síguenos en FB: Ashoka México y Centroamérica y Tw: @ashoka_mx

 

A %d blogueros les gusta esto: