Home / Ashoka  / Fellow Ashoka 2018: Daniela Ancira de La Cana | Ashoka

Fellow Ashoka 2018: Daniela Ancira de La Cana | Ashoka

Cuando Daniela estaba estudiando la carrera de derecho tuvo un primer contacto con mujeres encarceladas y se sorprendió por las condiciones indignas en que vivían y la inexistencia de oportunidades para emplearse y para desarrollar habilidades útiles o bienestar personal. Daniela empezó a empoderarlas para producir un producto de alta calidad que pudiera venderse fuera de la prisión. Daniela ha identificado que, al cambiar la legislación mexicana sobre la regulación del trabajo dentro del sistema penitenciario, ella podría atacar el problema desde la raíz e impactar la vida de las y los reclusos a largo plazo.

 

Para las personas privadas de libertad tener un ingreso es esencial para no ser una carga financiera para sus familias y garantizar su supervivencia dentro de la prisión, ya que las necesidades diarias en prisión deben pagarse. El 65% de las personas encarceladas trabajan por cuenta propia o dentro de la economía informal produciendo artesanías que venden a través de sus familias o durante los días de visita, pero estas actividades no son reconocidas oficialmente por los centros penitenciarios.

 

Para mejorar la calidad de vida de las personas privadas de libertad y promover la reintegración exitosa en la sociedad y el mercado laboral, Daniela implementa un modelo que consta de dos partes: una que impacta directamente a los reclusos, ofreciéndoles un programa completo de rehabilitación combinado con oportunidades económicas, y otra enfocada en provocar cambios en políticas públicas para mejorar las condiciones penitenciarias a escala nacional, como la reciente aprobación de una ley fiscal que permite a las empresas recibir una deducción fiscal mediante el empleo de trabajadores encarcelados.

 

Daniela ha promovido con éxito un cambio en la legislación fiscal para incentivar a las empresas a ofrecer oportunidades formales de trabajo a los reclusos. La Cana está ofreciendo oportunidades de trabajo y apoyo psicológico a más de 500 mujeres en 3 cárceles, ofreciéndoles un 45% más que al trabajar para otra empresa. Además, el trabajo de la Cana ha podido mejorar las relaciones sociales y familiares y disminuir la depresión, la ansiedad y el estrés de las mujeres.  Dentro de 10 años, La Cana aspira a generar cambios legislativos que supongan transformaciones reales en los reclusorios, y la estrategia pasa por construir de alianzas con organismos gubernamentales, ONGs y empresas. Más allá de los cambios en políticas públicas, La Cana quiere tener programas implementados a nivel nacional en los penales estatales con mayor población penitenciaria femenina de México, así como fortalecer la reinserción integral de las mujeres que obtienen su libertad de manera que tengan más oportunidades laborales.

 

Conoce más de los Fellows Ashoka 2018 y de Ashoka en www.ashoka.org

 

Síguenos en FB: Ashoka México y Centroamérica y Tw: @ashoka_mx

 

NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: