Home / Impacto  / Enof is enof

Enof is enof

Así uno piensa cuando llega el viernes o el sábado y uno se da cuenta que la lista de pendientes no termina. Y nunca terminará. También lo sabemos. Y recuerdo que leí hace tiempo en

Así uno piensa cuando llega el viernes o el sábado y uno se da cuenta que la lista de pendientes no termina. Y nunca terminará. También lo sabemos. Y recuerdo que leí hace tiempo en una nota de internet de la importancia de salir temprano de la oficina. Y lamento decir que creo que si bien esto es posible para cualquier persona, es un sueño lejano para un empresario. ¿Es saludable? No. ¿Es normal? Sí.

Y creo que también la gente que tiene jefes puede sumarse al grupo y decir, con amplia razón, que para ellos tampoco es fácil salir temprano de la oficina. Hay veces que no se pueden ir sino hasta que el jefe, aquel ser humano con poderes especiales, se retira a su casa. Maldita la hora cuando éste es de los que le gusta trabajar hasta tarde. Llegar temprano, no. Solo salir de la oficina tarde. Y lo que no se da cuenta el jefe es que el subalterno sí tiene que llegar a primera hora. A las 8am o antes. Y debe hacerlo por órdenes del jefe, “por si se presenta algo, en lo que llego”. Así se las gastan los jefes. Cosa de preguntarles, ¿por qué ellos no llegan temprano?, para esperar la respuesta, “porque para eso soy el jefe”. Falacia non sequitur que vale para aquí y para cualquier oficina del mundo.
Regresando a lo de enough, perdón, enof, es porque por más que podamos adelantar trabajo y sacar pendientes, siempre se sumarán más y más. Nunca habrá tiempo para terminar y nunca serán suficientes las 24 horas del día para completarlos. ¿Vale la pena preocuparse? No, no creo. Hay que decir: “es suficiente, me voy a casa aunque no quiera el cliente, el jefe o hasta la suegra”. Sobre todo, hoy. ¡Sí! Hoy lunes. ¡Saludos y feliz comienzo de semana!

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Subscríbete
A %d blogueros les gusta esto: