Home / Sustentabilidad  / En 2050 en los océanos habrá más plásticos que peces | Clean Seas

En 2050 en los océanos habrá más plásticos que peces | Clean Seas

Cada año, más de 8 millones de toneladas de plástico terminan en los océanos. Esto causa estragos en la flora y fauna marina, la pesca y el turismo. Los daños que produce en los ecosistemas marinos ascienden al menos a 8 mil millones de dólares. De igual forma, hasta 90% de toda la basura que flota en nuestros océanos es plástico.

 

De acuerdo a ONU Medio Ambiente, al ritmo que estamos desechando productos como botellas, bolsas y vasos de plástico de un solo uso, para 2050 los océanos contendrán más plásticos que peces y aproximadamente 99% de las aves marinas habrá ingerido plástico. Asimismo, alrededor de 51 billones de partículas de microplástico (cantidad 500 veces superior a las estrellas que hay en la galaxia) ensucian nuestros mares y amenazan gravemente a la flora y fauna marinas y, a través de la cadena alimentaria, dicho microplástico termina en la alimentación de las personas, causando afectaciones a la salud.

 

Ante dicho contexto, el año 2017 fue declarado, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, para llevar a cabo la primera Conferencia de Naciones Unidas sobre Océanos. La Conferencia de Alto Nivel tuvo como objetivo apoyar la implementación del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 14: Conservar y utilizar de manera sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.

 

Además, lanzó la campaña mundial “Mares Limpios” para eliminar, de ahora a 2022, las principales fuentes de basura marina: las microperlas utilizadas en productos cosméticos y el uso excesivo de plásticos de un solo uso.

 

La campaña “Mares Limpios / Clean Seas” nace como un esfuerzo más, previo a la primera Conferencia de Naciones Unidas sobre Océanos, y fué presentada en Bali durante la Cumbre Mundial del Océano, organizada por The Economist. Dicha Cumbre tiene como objetivo exhortar a los gobiernos a comprometerse con políticas para la reducción del plástico, pide a la industria minimizar los envases elaborados con este material y rediseñar sus productos, y apela a los consumidores a que abandonen el hábito de usar y tirar productos plásticos, antes de que perjudiquen irreversiblemente a nuestros océanos.

 

Lanzada el pasado 23 de febrero, la campaña ha logrado comprometer a 41 países. Por ejemplo, Canadá añadió los microplásticos a su lista de sustancias tóxicas y Francia ya habrá prohibido las tazas, platos y cubiertos de plástico desechables en 2020. Asimismo, hay 7 compañías que se han unido a la campaña con acciones muy específicas, incluso DELL, presentó una cadena suministro a escala comercial que utiliza plástico retirado del mar cerca de Haití.

 

Es importante comentar que la comunidad internacional se ha reunido para sostener un diálogo constructivo en busca de soluciones para mitigar los efectos de la contaminación marina. Dicho lo anterior, The Economist organizó la Cumbre Mundial de Océanos, celebrada del 7 al 9 de marzo de 2018 en Cancún, México; posteriormente, la Sexta Conferencia Internacional sobre Desechos Marinos (6IMDC) tuvo lugar del 12 al 16 de marzo en San Diego, California, Estados Unidos, buscando reducir y prevenir los efectos provocados por los desechos marinos.

 

Conoce más en cleanseas.org  y en ONU Medio Ambiente

 

 

Con información de ONU Medio Ambiente

 

A %d blogueros les gusta esto: