Home / Impacto  / El cambio de hoy para el mundo del mañana | Ashoka

El cambio de hoy para el mundo del mañana | Ashoka

La educación es uno de los motores de cambio más importantes que existen. La educación permite fortalecer el presente pero sobre todo, moldear el futuro con la esperanza de que las generaciones siguientes tengan mejores oportunidades y posibilidades. A través de la educación es cómo la mayoría de las sociedades ha entendido que es posible impactar a naciones enteras dado que con pequeños cambios ahora, se pueden generar enormes resultados en unos años.

 

La educación genera conciencia y la conciencia produce cambios entre aquello que consideramos  correcto e incorrecto. No es la educación únicamente la que nos guía hacia una ética sino que es la educación la que desafía los principios con los que crecemos y nos hace robustecer aquellos que son filtrados por una toma de conciencia o bien descartarlos. La educación es la llave que detona todo ello.

 

Y es que con la educación es posible generar conexiones, internas y externas. Nos permite conocer más de nosotros, de cómo vemos el mundo y por qué lo vemos de dicha forma. Además, nos permite conectar con personas más allá de nuestros límites, de nuestras fronteras locales y nacionales. Permite enfrentar tradiciones ajenas y comprenderlas. La educación empodera al mundo para unirlo y reunirlo. Lo vincula y genera redes que potencian las mejorías y los cambios ahora y para el futuro.

 

Para lograr mejor educación y que ésta sea un verdadero motor de cambio, es necesario enfrentar un gran desafío en toda Latinoamérica, una de las regiones con mayor desigualdad del mundo: la deserción escolar.

 

Los números desde hace años son alarmantes. En zonas urbanas, a finales del milenio pasado había países en donde la deserción escolar alcanzada casi el 50% en jóvenes entre 15 y 19 años como en Honduras, según datos de CEPAL. Le seguían México, Venezuela y Guatemala con casi 35%. En las zonas rurales, los números son todavía peores, en donde se llega entre un 60% y 70% en países como Guatemala, Honduras, Nicaragua y México.

 

Por todas estas razones, es tan importante avanzar también en todo aquello que rodea a la educación: mejorar la infraestructura, generar movimientos de rango social detonando economías, capacitando a profesores, innovando con curriculum académico, mejorando problemas de desnutrición y muchas cosas más. Atendiendo a estos problemas, podremos lograr que la educación sea la semilla para un cambio radical del mundo hoy y mañana.

 

En México aún hay problemas complejos que mantienen a la mayoría de la población en condiciones de pobreza y marginación. Algunas personas cuentan con la posibilidad de liderar soluciones a esto, de acercar oportunidades, de construir puentes para mejorar la vida de todos. La educación es el principal motor para hacer agentes de cambio.

 

¿Quieres ser uno? Síguenos en www.ashoka.org y en nuestras redes sociales, Facebook, Instagram y Twitter.

 

Sé un #AgentedeCambio

 

 

NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: