Home / Impacto  / El arte, la innovación y la gente: el Gigante de Huixquilucan

El arte, la innovación y la gente: el Gigante de Huixquilucan

Se olvida comúnmente que la innovación puede venir en muchas formas y sabores varios. Se olvida que puede tocar todas las regiones de la sociedad, economía y de la cultura. Y a veces se deja

Se olvida comúnmente que la innovación puede venir en muchas formas y sabores varios. Se olvida que puede tocar todas las regiones de la sociedad, economía y de la cultura. Y a veces se deja de lado que el proceso de innovación puede provenir de los procesos puramente artísticos.

Curiosamente, el arte a partir del siglo pasado requería ser totalmente rompedor y novedoso, por lo que surge el auge del arte no figurativo y abstracto. Pero la innovación no nació en el siglo pasado sino más bien, el arte siempre ha mostrado siempre caras innovadoras e iconoclastas. Y es en el siglo pasado que se refiere a las élites del arte al mundo que decide qué es lo que puede ser considerado como arte y qué no. Aquí es donde el proceso de participación social se rompe por un tiempo largo. Y es a finales del siglo pasado que renace la importancia del papel de la comunidad en la creación artística. Eventos como los de Tunick, los de Abramovic y un sin fin más, muestran la relevancia de la gente, la población-comunidad, en la misma creación artística. Es en este momento donde se puede ver el peso que tiene la gente en la generación de arte en performances nunca antes vista. La idea de las élites, entonces, se vuelve frágil. Las redes sociales han ganado terreno. Gracias, muchas gracias.

Es muy interesante ver cómo el mundo a partir de sus cambios sociales pueden modificar aún más el mundo artístico. ¡Qué pasará cuando las redes sociales, la cohesión social y la innovación en modelos se una totalmente con el arte actual? Surge así el Gigante de Huixquilucan. Y este es una forma con la que podemos, los mexicanos, decir “aquí estamos y aquí les va un momento de cambio al mundo”. Es aquí donde tecnología, impacto social y participación ciudada se unen. Es quizá una primera gran muestra del potencial del famoso capital social en México. La propuesta llama a la gente para colaborar y cooperar en la creación de una estatua colosal. El proyecto visionado y liderado por Renato Cortés tiene en su fundamento la participación ciudadana; que la gente cree en conjunto y con sus propias manos obras artísticas para la posteridad. Arte para la cohesión social desde la innovación, social. Desde Resilientemagazine agradecemos formar parte de este proyecto. Ya les iremos contando más detalles próximamente. Este es apenas un abre-bocado, un aperitivo, de un gran proyecto.

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: