Home / Empoderarte  / Desde Raíces, viajero

Desde Raíces, viajero

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré leyendo y sorprendiéndome de los recientes actos de crispación social –que algunos comunicadores legos llaman saqueos, marchas y clausuras de gasolineras. En la radio incluso algunos

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré leyendo y sorprendiéndome de los recientes actos de crispación social –que algunos comunicadores legos llaman saqueos, marchas y clausuras de gasolineras. En la radio incluso algunos locutores pedían calma a la gente y que primara el diálogo por sobre la violencia de lo que ellos denominaban “vandalismo”, que –repito- no es otra cosa que crispación social. La exasperación, el enardecimiento de mexicanos frente a un gobierno que no dialoga, que no es sensible a la realidad, que va de tumbo en tumbo cual chivo en cristalería, un gobierno que prefiere hacer pactos en “lo oscurito” para joder a la población, recibir bonos, prestaciones exhaustivas, vales de gasolina y hasta iPhones 7 –saludos al INE- con cargo a nuestros bolsillos tiene como resultado obvio una crispación social que por ahora se minimiza bajo el nombre de “saqueos y marchas”.

El día de hoy se celebra una fecha emblemática para los mexicanos: el día de los Santos Reyes. Verbenas populares y tianguis de juguetes en pleno hervidero hasta altas horas de la noche tendrán lugar pesé a esta crispación social que acaece debida a un gobierno falto en aciertos…pero también a una mayoría de mexicanos que hace cinco años votó por la actual administración. Aún recuerdo estribillos ridículos gritados por histéricas mujeres reunidas en mítines del Estado de México: “Enrique bombón, te quiero en mi colchón”. Seguramente algunas de estas mujeres que hoy sean amas de casa recordarán a su bombón a la hora de pagar el gas o la luz eléctrica. Y no es mi fin exacerbar ánimos, ni responsabilizar a una sola persona –aunque es el emblema de esta administración mirreyesca– de la tremenda crispación social que la tele y el futbol atenuarán –por desgracia. Prefiero sumarme a la iniciativa de mis colegas de Resiliente Magazine de: NO OLVIDAR, de asumir el compromiso serio de recordar con el fin de no volver a encumbrar políticos tan ineptos como los que hemos encumbrado.

En pleno Día de Reyes recuerdo un cuento relativo a esta fecha cuyo título es “El Tuerto” y forma parte de la película Raíces (1953) dirigida por Benito Alazraki. “El Tuerto” es la historia de un niño que recibe respuesta a la petición que le hace a los Santos Reyes de dejar de ser tuerto. Claro, la respuesta es inesperada, les sugiero averiguarla viendo tan increíble película. Moraleja: Debemos ser muy cautos en lo que deseamos con fervor, en quienes idealizamos como líderes mesiánicos y principalmente en el uso que le demos a nuestro firme compromiso de no olvidar, no vaya a ser que terminemos amargándonos en vez de contribuir a un México más crítico y menos iluso. ¡Feliz día de Reyes!

Escrito por Erick Aguilar

 Aprendiz de ser humano, viajero en capacitación, bibliófilo consumado y sociólogo consumido

Sígueme en Facebook

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Subscríbete
A %d blogueros les gusta esto: