Home / Viajero  / Desde la presa “Calles”, viajero

Desde la presa “Calles”, viajero

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré navegando en las aguas de la presa Presidente Plutarco Elías Calles, en el municipio de San José de Gracia en Aguascalientes. En un entorno playero, entre arena,

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré navegando en las aguas de la presa Presidente Plutarco Elías Calles, en el municipio de San José de Gracia en Aguascalientes. En un entorno playero, entre arena, música tropical, cerveza, palapas y hasta caballos para andar entre la arena parece que me encuentro en alguna costa y no en los linderos de una presa que se ha vuelto la playa sustituta de muchas personas que habitan el noroeste del estado de Aguascalientes en pleno centro del país.

 

La presa Presidente Plutarco Elías Calles es un icono del desarrollo posrevolucionario. Me explico: una vez que Calles entendió que la era de los caudillos debía terminar empezó a fundar instituciones. Por caudillos entendemos a estas personas que si bien tenían personalidad magnética para conjuntar la voluntad de la muchedumbre, eran incapaces de fijar sus proyectos en el tiempo puesto que a su muerte, generalmente a manos de algún antiguo aliado, todo lo alcanzado era destruido por su sucesor. Calles fundó en 1925 el actual Banco de México y en 1926 la Comisión Nacional de Irrigación (CNI) –algo así como el abuelo de la actual Comisión Nacional del Agua- institución que tenía la muy importante tarea de llevar a agua a todas las tierras de cultivo del en ese entonces México agrario. Fue en 1925 cuando Calles es convencido de realizar la construcción de la “Presa Santiago” y que hoy lleva su nombre. Junto con la presa nació la política del gobierno federal de irrigación que quedaría asentada con la creación institucional de la CNI. Un dato curioso es que el primer distrito de riego se instaló aquí, en el lugar donde esta la presa.
Actualmente y pienso que con el fin de incrementar el turismo se instaló una enorme escultura del llamado “Cristo roto” que fue instalada hace no más de 10 años en una isla al interior de la presa Presidente Plutarco Elías Calles. La escultura tiene su mérito en tanto que es una de las cinco esculturas más grandes de México y tiene su apoyo en un solo pie. Vale la pena conocerlo, pero más que nada lo que verdaderamente importante es recordar lo que mostró Elías Calles –y no, no fue a matar cristeros; recordemos que la orden de cerrar las iglesias vino del vaticano, no del gobierno mexicano-: que los caudillos no perduran en el tiempo y a la larga crean más problemas de los que resuelven por lo que es necesario fortalecer instituciones -y no mandarlas al diablo. Instituciones débiles darán lugar a que hombres, sus hijos, y sus nietos se eternicen en el poder creando una dinastía –justo como lo intenta cierto politiquillo apellidado del Mazo. Por otra parte los puestos de elección popular deben ser ocupados para servir, crear distritos de riego, fundar instituciones que perduren en el tiempo como el Banco de México, no para recibir aportaciones millonarias y enriquecer a políticos con supuestas ONG´s de las cuales son dueños o dueñas.

 

Escrito por Erick Aguilar

Aprendiz de ser humano, viajero en capacitación, bibliófilo consumado y sociólogo consumido

Sígueme en Facebook

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: