Home / Viajero  / Desde la Casa del Tiempo, viajero

Desde la Casa del Tiempo, viajero

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré recorriendo los pasillos de la llamada Casa del Tiempo, un bello inmueble ubicado sobre Circuito Interior y relativamente cerca del metro Juanacatlán. En esta bella cada

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré recorriendo los pasillos de la llamada Casa del Tiempo, un bello inmueble ubicado sobre Circuito Interior y relativamente cerca del metro Juanacatlán. En esta bella cada estilo californiana –jardín a la entrada, barda baja y construcción al centro- se realizan actividades propias de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) desde 1997, año en que la casa quedó a cargo de dicha institución. El espacio alberga exposiciones, cursos, una librería y conserva mucho del diseño original de una casa de época. Tiene un bello salón de vitrales anaranjados y un piso de madera que crean un encanto que es roto por los bocinazos que los autos espetan cada que el semáforo cambia de rojo a verde.

 

La UAM se creó en 1974, año en que se promulgó su Ley Orgánica en la cual se establecen sus distintos campi: Azcapotzalco, Xochimilco e Iztapalapa –posteriormente se agregarían Cuajimalpa y Lerma. En sus inicios la UAM tuvo como objetivo dar cabida a los estudiantes que por cuestiones de sobre cupo no pudieron ingresar a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ni al Instituto Politécnico Nacional (IPN). Sin embargo, la UAM ha generado sus propios métodos para ser una universidad con una identidad y procesos de enseñanza propios. Merece mención especial el campus Xochimilco puesto que se distingue de las demás unidades por aplicar el llamado “sistema modular” que es un sistema de enseñanza-aprendizaje basado en las aportaciones de Jean Piaget. Dichas aportaciones remiten a que el conocimiento no es memorístico sino vivencial y determinado por las condiciones contextuales, es decir la realidad en la que vivimos. Como características particulares del sistema modular Xochimilco resaltan: i) Vinculación de la educación con los problemas de la realidad, es decir, con problemas concretos que afectan a las clases más necesitadas; ii) Nueva concepción de la función del profesor universitario en la que sirve de guía, de organizador del proceso de enseñanza-aprendizaje; iii) El sistema modular permite estudiar un problema de la realidad y abordarlo de una manera interdisciplinaria; iv) Combinación de la teoría y la práctica por medio de la realización de una investigación que se lleva a cabo cada trimestre; v) Diseño de espacios físicos y de mobiliario donde prime la cooperación y no la jerarquía, por ejemplo no hay tarimas, ni escritorio para el docente.

 
 
En una sociedad tan jerarquizada como la nuestra, el esfuerzo educativo de instituciones como la UAM permite entender que el conocimiento, el saber, deben unirnos más que separarnos, hacernos coincidir más que diferir. El conocimiento nos hace libres de engaños y nos permite no sólo servir a nuestros semejantes sino entenderlos, apreciarlos… y en el peor de los casos el conocimiento nos da un tema común de plática más allá de los clichés del clima, el tráfico y la corrupción en nuestro país. LA UAM no es sólo una casa abierta al tiempo, sino también al humano con ansias de conocer.

Escrito por Erick Aguilar

Aprendiz de ser humano, viajero en capacitación, bibliófilo consumado y sociólogo consumido
Sígueme en Facebook

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: