Home / Viajero  / Desde JC súper estrella, Viajero

Desde JC súper estrella, Viajero

Al tiempo de caminar por la vida me encontré escuchando la hora nacional. Para los que dudan de la continuidad de su existencia, les puedo asegurar que efectivamente sigue transmitiendo todos los domingos en la noche. No es que sea un asiduo radioescucha de semejante programa, pero de un tiempo a la fecha nuestras mutuas agendas coinciden. A lo largo de sus secciones me llamó la atención la entrevista a Leonardo de Lozanne, vocalista del entrañable grupo Fobia. En la entrevista se mencionó la nueva adaptación de un clásico de los años setenta: Jesucristo Súper Estrella.

 

La primera vez que escuché sobre dicha ópera rock en toda mi vida fue aquella ocasión en que mi madre referenciaba el viaje de su amigo sociólogo a Inglaterra por ahí de 1972. Con el tiempo fui averiguando que de ser un álbum musical, pasó a ser una obra de teatro de Broadway  y de ahí a ser película. En la actualidad, las increíbles letras Tim Rice y música Andrew Lloyd Webber combina n con la magia de un Ted Neeley (Jesús) y el arte de un Carl Anderson (Judas) hacen que dicha película sea de mis favoritas sin importar si es o no Semana Santa.

 

Un dato curioso en 2006 el mismo Ted Neeley volvió a interpretar a Jesucristo a más de 30 años de distancia de su actuación original. El video que está disponible en la red muestra la grandeza de un hombre que aún tiene la voz que hechizó a la generación de mis padres y que hace que cada vez que escucho Gethsemanese me arrasen los ojos.

 

De igual forma, tras casi cinco décadas de su estreno original Jesucristo Súper Estrella vuelve a los escenarios mexicanos de la mano de múltiples actores y cantantes. Me sorprendió ver a Enrique Guzmán como Herodes, a Leonardo de Lozanne como Poncio Pilatos y sinceramente no pensé que Erik Rubín fuera a interpretar tan genial Judas. Información previa al evento dice que el casting para México estuvo monitoreado desde Londres a fin de identificar a los mejores talentos para cada uno de los papeles.

 

Finalmente, debo decir que la adaptación y la producción son más que esmeradas. Por mucho es una obra que vale la pena ver en tanto no busca competir con el clásico inigualable –e inalcanzable- de los años setenta sino que a su manera busca relatar una historia por todos conocida pero por pocos disfrutada desde escena.

 

Escrito por Erick Aguilar

Aprendiz de ser humano, viajero en capacitación, bibliófilo consumado y sociólogo consumido

Facebook

NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: