Home / Viajero  / Desde el Totenschiff, viajero

Desde el Totenschiff, viajero

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré hurgando en las pertenencias de Traven Torsvan, mejor conocido como el autor de libros como Das Totenschiff, Canasta de cuentos mexicanos,  Macario, -entre otros-  o simplemente

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré hurgando en las pertenencias de Traven Torsvan, mejor conocido como el autor de libros como Das Totenschiff, Canasta de cuentos mexicanos,  Macario, -entre otros-  o simplemente como Bruno Traven. Viajero incansable, militante comprometido; su vida es una serie sucesiva de aproximaciones político-expedicionario-literarias que dejan como testimonio novelas que los expertos tienden a clasificar como costumbristas.

El origen de Traven aún sigue siendo incierto, no se sabe si era alemán, inglés o estadounidense. Se desconoce mucho sobre su juventud. Existen datos de que fue director de teatro y anarquista comprometido con la causa al grado de ser sentenciado a muerte en el viejo continente y que tras una fuga de último minuto, terminó en el continente americano en donde empezó desde cero una prolífica obra que ha sido traducida a docenas de idiomas. Pensar en B. Traven me impele a relacionarlo con la literatura, sobre todo porque también la literatura tiene orígenes inciertos -como Traven. No pocas veces está permeada y es participe de ideologías políticas incluso hasta es sentenciada a muerte –no olvidemos las innumerables quemas de libros a lo largo de la historia de nuestra llamada civilización- pero milagrosamente la literatura siempre escapa hacia nuevos horizontes. Aunque le cambiemos el nombre para disfrazar su viejo pasado, aunque la extenuemos con interminables viajes en trenes, burros, etc. esto no cambia para nada aquello que todos sabemos de la literatura pero que olvidamos sin cesar: que las palabras son ideas traídas al mundo y en su calidad de idea son inmortales en tanto alguien esté dispuesto a vivir –y a veces morir- por y para ellas.

En casa, mi abuelo tenía un viejo ejemplar de Canasta de cuentos mexicanos que en mi infancia hojeé suficientes veces para relacionar a B. Traven como parte de mi niñez. Ahora, al encontrarme frente a las botas, al revolver de un solo tiro, la Remington de viaje y a la cámara portátil marca Polaroid del autor de mis infantiles tardes de solaz esparcimiento; no puedo hacer más que emocionarme por conocer los hitos de la vida de este misterioso hombre-literatura. Si ustedes quieren conocer más al respecto les recomiendo la exposición “B. Traven” del Museo de Arte Moderno en el Bosque de Chapultepec. Como viajero en capacitación es una gran oportunidad el aprender de aquellos que encontraron en el camino su forma de vida y que hicieron a la literatura testigo de su andar.

 Escrito por Erick Aguilar

 Aprendiz de ser humano, viajero en capacitación, bibliófilo consumado y sociólogo consumido

Facebook: http://www.facebook.com/ElChicoAutistaDelFeisBuc

Editado para Resilientemagazine.com

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: