Home / Tradición  / Desde Bellas Artes, viajero

Desde Bellas Artes, viajero

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré entrando a uno de mis edificios favoritos que marcan un referente obligado de la cultura nacional, refiero al hermoso Palacio de Bellas Artes en la Ciudad

Al tiempo de caminar por la vida, me encontré entrando a uno de mis edificios favoritos que marcan un referente obligado de la cultura nacional, refiero al hermoso Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México. En la sala principal, donde se exhibe ese telón de vitrales –hechos por la prestigiada casa Tiffany de Nueva York- con el paisaje de los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl, se presentan eventos artísticos de talla internacional. En esta ocasión y en conmemoración del centenario del nacimiento de la Señora Amalia Hernández se presentó el Ballet Folklórico de México que lleva el nombre de dicha mujer.

 

La Señora Amalia Hernández fundó el Ballet en 1952 en un contexto de nacionalismo enmarcado por el Muralismo Mexicano y de bonanza económica enmarcada por el crecimiento sostenido del Milagro Mexicano. A partir de documentar, estudiar y apreciar los bailes locales de diferentes regiones de nuestro gran país la Señora Amalia Hernández logró hacer una especie de antología de la mexicanidad a través de la danza. El esfuerzo no fue menor, puesto que cronológicamente hablando, se debía romper con la previa inercia de la era porfiriana (1876-1911) de más de 30 años; que despreciaba todo aquello que tuviera rasgos indígenas y/o tez morena –es sabido que Porfirio Díaz, ya como dictador se untaba polvo de arroz para blanquear su morena cara. Pensar que lo que ahora disfrutamos en un escenario consagrado, puedo haberse perdido en las barrancas del tiempo nos da una idea de la importantísima labor que realizó la Señora Amalia Hernández.

 

La cultura de un país es un tesoro que se debe conocer y valorar, independientemente de si se manifiesta en entornos alejados y rurales o en entornos como Bellas Artes. Celebremos el centenario del nacimiento de Amalia Hernández disfrutando los frutos del esfuerzo de toda una vida.

 

Escrito por Erick Aguilar

Aprendiz de ser humano, viajero en capacitación, bibliófilo consumado y sociólogo consumido

Sígueme en Facebook

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Subscríbete
A %d blogueros les gusta esto: