Home / Impacto  / Cuando la rutina es más fuerte que la oportunidad

Cuando la rutina es más fuerte que la oportunidad

Un pequeño cambio en la rutina o en el día a día puede traer consecuencias enormes. Puede ser que con una pequeña curva que se tome en el camino, el destino cambia drásticamente  para mejor. Y sí,

Un pequeño cambio en la rutina o en el día a día puede traer consecuencias enormes. Puede ser que con una pequeña curva que se tome en el camino, el destino cambia drásticamente  para mejor. Y sí, por supuesto que existen riesgos cuando se toman rumbos diferentes pero la comodidad de ir por el camino más transitado puede igualmente ser desastroso. Nuestra seguridad nos hace retraernos a nuestras rutinas y a las cosas que conocemos por temor de que si lo hacemos diferente, el resultado será peor de lo esperado, a pesar de que ese resultado no siempre sea ni óptimo ni bueno. La costumbre del malo por conocido nos lleva a preferirlo sobre lo bueno por conocer. Y justamente esta es una encrucijada a las que nos enfrentamos todos, cada día: empresas, personas, artistas, artesanos, gobiernos, etc.

La costumbre y la rutina nos ciega muchas veces de las oportunidades que tenemos en frente por temor al cambio. Y este es el precisamente uno de los problemas mayores. El cambio no nos gusta aunque nos lleve a mejor puerto. La comodidad es más agradable que los desafíos y que los esfuerzos por ser diferentes, y es más certera que la incertidumbre de los caminos menos transitados. ¿Es mejor esta comodidad? Si tienes apetito al riesgo, ya sabes la respuesta. Y si eres conservador al riesgo, deberías también saber que la respuesta es que los cambios, las pequeñas alteraciones, tiran casi casi casi siempre hacia mejor.

¿Y qué pasa cuando el camino ya es suficientemente bueno como para mejorarlo con cambios? Aún así, el salirse de la rutina es positivo. No se necesitan cambios mayúsculos para mejorar o por lo menos para permanecer a la cabeza. Todos estos pequeños cambios, tanto para mejorar el rumbo, como para consolidar el camino alejándolo de la rutina, son precisamente lo que ofrece la sustentabilidad, la innovación y responsabilidad social y el impacto. Son, por ejemplo, justamente estos pequeños cambios los que se ofrecen cuando se unen los proyectos sociales con el sector privado o cuando los emprendedores buscan cambiar su entorno o cuando se hace evidente la necesidad de una mejora social gracias a la cohesión e inclusión social. Son estos pequeños cambios los que pueden ayudar a traer un poco más de paz a este país y son estas salidas de la rutina las que realmente pueden mejorar el mundo. Apoya a proyectos sociales, proyectos ambientales, proyectos artísticos y cualquier cosa que haga diferente a tu empresa, que la haga sobresalir del resto. Al final del día, los líderes son aquellos que aprovechan las oportunidades saliéndose de las rutinas.

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Subscríbete
A %d blogueros les gusta esto: