Home / Diario de empresario  / Cómo emprender sin morir en el intento

Cómo emprender sin morir en el intento

Desde que soy emprendedora, he cometido tantos errores que me han hecho pensar en desistir más de una vez, que me han hecho dejar de creer que puedo hacer las cosas o que mi negocio puede funcionar, pero eso sí, me han dejado grandes enseñanzas que no podía aprenderlas de otra forma más que cometiendo mis propios errores.

 

Mi emprendimiento me ha permitido conocer a otras mujeres emprendedoras que, como yo, queremos cada día tener un proyecto estable y sólido por lo que trabajamos día a día. Y precisamente esta oportunidad es lo que ha sido una mayor fuente de inspiración para compartir lo que aprendo todos los días. Aunque esté de “moda” ser emprendedor no significa que sea fácil y tampoco que solo por tener una gran idea tenemos el éxito garantizado. Para posicionar un proyecto que sea redituable debemos avanzar por un camino que muchas veces es incierto, con circunstancias inesperadas, fracasos, y errores que pueden hacer que perdamos la fe y las ganas.

 

Por esa razón he querido compartirles algunos “emprende-tips”para  no morir en el intento. He visto a muchas personas -incluyéndome en la lista- lanzarse en esta gran aventura sin ton ni son, sin pies ni cabeza,  esperando que el universo resuelva todas las fallas por arte de magia -exactamente como yo lo he deseado en momentos de desesperación-. En el 99.9% de las veces no funcionó porque hasta que decidí poner orden y asumir mi papel de “emprendedora responsable” con metas planteadas no pude visualizar todo el horizonte que tengo para explotar, lo que se podría traducir en hacer crecer mi emprendimiento sin morir en el intento.

 

#1 considerando el más importante de todos:

Conocernos a nosotros mismos, así es, tener bien presente cuales son nuestras fortalezas y cuales nuestras debilidades, exactamente como si estuviéramos haciendo un modelo CANVAS de nosotros mismos, identificando para qué somos buenos y para qué no lo somos,  lo que nos gusta hacer y en qué área se nos facilita más trabajar. Cuando nos conocemos podemos ser más asertivos al actuar porque sabemos bien qué queremos, cómo lo queremos y la manera en la que vamos a conducirnos para conseguirlo.

 

#2 aunque sea totalmente repetitivo:

Hagan lo que les encanta hacer, lo que podrían hacer sin que les pagaran un peso. Sí, aunque parezca muy trillado es real. Cuando haces las cosas con gusto y con devoción, grandes cosas suceden, porque disfrutas del proceso creativo, del desarrollo y de los logros alcanzando por mínimos que sean. Lo más importante tu capacidad para crear se potencializa por lo que puedes innovar y desarrollar nuevas ideas que van a fortalecer tu emprendimiento.

 

#3 básico al ser emprendedor:

Desarrollo de la resiliencia -exactamente como lo leen- porque de verdad las cosas no salen como lo esperamos desde la primera vez (generalmente). Siempre,  siempre habrá momentos en los que vamos a sentir que no sale nada bien y que estamos fallando en lo que hacemos, en lo que pensamos y en la forma en que llevamos nuestro emprendimiento. Por eso, ser una persona resiliente es tan importante ya que, no todo sale bien pero todo puede mejorar.

 

#4 finanzas sanas= emprendimiento abundante

Efectivamente como se lee: manejar correctamente nuestras finanzas personales y las de nuestro negocios nos garantiza que generaremos crecimiento. El mayor error que cometemos los emprendedores es combinar nuestras finanzas llegando a un punto en el que no sabemos si el dinero que usamos para invertir es de nuestro fondo de ahorro o ya ocupamos el dinero de la inversión en nuestros gastos corrientes y después llegamos a la quiebra de nuestro pequeño proyecto sin saber si quiera como le hicimos. Así que recomiendo mucho poner en orden nuestras finanzas y estar siempre conscientes de que debemos manejar inteligentemente nuestro dinero.

 

#5 Inversión en educación

Aunque no lo crean los emprendedores debemos saber de todo un poco como principio fundamental pero debemos capacitarnos primero desde lo general para ir avanzando hacia lo particular. Esto con la finalidad de ir profesionalizando nuestro negocio porque la manera más efectiva de hacer crecer nuestro emprendimiento es a través del conocimiento. Así que no escatimen en el pago de cursos, diplomados, talleres, conferencias, siempre y cuando si genere mayor conocimiento como emprendedores- empresarios.

 

#6 No olviden la importancia de las relaciones públicas

Aunque sabemos que lo que genera dinero son las ventas, las relaciones públicas son vitales para el posicionamiento de una marca o producto, lo que, a mediano plazo se traducirá en ventas. Entre mejor manejemos nuestras RP, más personas tendrán la oportunidad de conocer nuestro proyecto y con esto podemos tener un mayor número de prospectos de clientes. Recuerden que aunque vayan de la mano, las ventas y las relaciones públicas no son lo mismo.

 

#7 Planeación estratégica

¿Sabemos qué es la planeación? Yo no lo sabía y vivía organizando eventos solo por tapar hoyos, por generar un poco de dinero y sin estrategia. Claro que eso funcionará algunas veces pero generalmente no será tan positivo. Si hacemos un plan estratégico a corto, mediano y largo plazo de las actividades que debemos cumplir y las metas que queremos alcanzar todo se va materializando ordenada y estructuradamente, tomando en cuenta los pasos que debemos seguir para lograrlo, marcando un plazo determinado para llegar a un fin. Parece muy fácil pero de verdad requiere de toda nuestra atención generar una planeación que nos permita alcanzar nuestros objetivos.

 

#8 Asistamos a eventos

¡Hagamos networking y conozcamos a otros emprendedores! Generemos una red de apoyo y de relaciones que nos permita obtener beneficios, desde ventas, nuevos clientes, nuevas alianzas, experiencias, consejos, capacitación y todo lo que necesitamos para sobrevivir en el ecosistema emprendedor. Tengamos claro que esta práctica es para generar nuevas relaciones de negocios y no precisamente para venderles. Abramos nuestra mente a mil posibilidades, a buscar nuevos contactos creando nuestra propia red de contactos de apoyo y colaboración.

 

Recordemos tener presente que ser emprendedores implica mucho más de lo que vemos o leemos pero si ponemos en práctica estos puntos seguro tendremos más sencillo el camino y con más estructura. Realmente cada uno vamos aprendiendo a nuestro propio ritmo.

 

Es importante abrirnos a experimentar en cabeza ajena y acortar la brecha del error- aprendizaje que todo debemos vivir.

 

Escrito por Diana Calderón Sánchez

 

CEO EmpoderArte Mujer Mx

 

dianac@empoderartemx.org

A %d blogueros les gusta esto: