Home / Ashoka  / Cambios Sistémicos: Cambiar desde la raíz | Ashoka

Cambios Sistémicos: Cambiar desde la raíz | Ashoka

Ashoka es una asociación de líderes en emprendimiento social (Ashoka Fellows)– mujeres y hombres que poseen la misma visión, creatividad y determinación que un emprendedor empresarial, pero que dedican estas cualidades a resolver problemáticas sociales. Ellos persiguen sus visiones sin cansancio, hasta que transforman sus realidades. Estos individuos, provenientes de muchísimos países y culturas distintas, son los pioneros en sus campos: salud, educación, medio ambiente, desarrollo económico o cualquier otro.

 

¿Qué es el Cambio Sistémico?

 

El cambio sistémico está en el centro del trabajo de cada emprendedor social de Ashoka; un Ashoka Fellow está preocupado por crear un nuevo equilibrio y cambiar un sistema anticuado. La diferencia entre un emprendedor empresarial y uno social es que el segundo busca servir a una población desatendida o vulnerable, es decir que buscan atender una necesidad social insatisfecha. Bill Drayton explica que, “los emprendedores sociales no están satisfechos con solo dar un pescado o enseñar a pescar. No descansarán hasta haber revolucionado la industria pesquera.”

 

Bill Drayton define a un emprendedor social de cambio sistémico como alguien que “reconoce cuando una parte de la sociedad está atorada en un patrón ineficiente o dañino y concibe una alternativa mejor y más segura para hacer que esa visión sea realista y posteriormente, una realidad. Después de eso, hay un trabajo en el que debe persuadir a su sociedad entera para que lo sigan en esa dirección. Cada gran cambio de patrones dispara cascadas de innovaciones, adaptaciones y aplicaciones locales.”

 

Todos los Fellows de Ashoka deben tener este potencial.

 

Hay una diferencia crucial entre el cambio sistémico y el cambio material. El cambio sistémico atiende un problema que está profundamente arraigado a la cultura de una sociedad. Un emprendedor social que trabaja para crear impacto sistémico provee soluciones que atienden esos problemas. Por el contrario, el cambio material está enfocado en los meros subproductos de un sistema defectuoso, creando entonces solo impacto superficial en una parte limitada del problema completo, es decir, atendiendo el síntoma; no la causa de raíz.

 

Los Ashoka Fellows miran más allá de los problemas materiales para impactar el sistema. Por ejemplo, el rechazo cultural de los anticonceptivos y la educación (problema sistémico) está en la fuente de los embarazos adolescentes frecuentes (un problema material). Similarmente, los procesos de gobierno corruptos (problema sistémico) están en la fuente de la baja participación electoral (un problema material). Es un sistema de pensamiento complejo que atiende las causas de un problema desde la raíz; es decir, no ve las consecuencias sino las causas de fondo y a su vez las considera una oportunidad de cambio.  

Conoce más de Ashoka en www.ashoka.org

 

Síguenos en FB: Ashoka México y Centroamérica y Tw: @ashoka_mx

A %d blogueros les gusta esto: