Home / Empoderarte  / 5 pasos que hubiera querido conocer cuando empecé a emprender |Mexhicana

5 pasos que hubiera querido conocer cuando empecé a emprender |Mexhicana

Emprender se ha vuelto el pan de cada día y es que por todos lados escuchamos, leemos y hablamos de emprendimiento; pero ¿de qué se trata? El emprendimiento no es una moda, es una forma de vivir.

 

Somos emprendedores natos y si no lo crees, voltea a ver a tu alrededor: el vecino que tiene la tiendita de abarrotes, la panadería donde compras tú “manteconcha” todas las mañanas, el restaurante que visitas todas las tardes, tu marca favorita de camisas, el servicio de transporte que usas los viernes… observa y date cuenta de que es una forma de vivir; la manera como muchas personas se desarrollan personal y profesionalmente.

 

No te voy a decir qué es el emprendimiento ni ejemplos de emprendedores. Quiero compartirte los pasos que yo hubiese querido conocer cuando empecé en este mundo. La guía la hice con todo lo que he aprendido y que te podría servir para iniciar en este mundo. Antes que nada, abre tu mente y sacúdete los prejuicios y creencias.

 

  1. Piensa fuera de la caja

Tienes esa idea o proyecto que has postergado durante años, pero le das vueltas, lo platicas con amigos y algo no termina de cuadrar. Algo que debes saber es que al emprender debes salir de la caja y dejar los miedos y creencias ahí; pensar y analizar tus ideas de forma clara y objetiva ayuda a ver lo que no encaja y lo que podemos cambiar. Piensa para qué puede servir eso que quieres crear.

 

Enamórate del problema ó necesidad que quieres resolver para que desarrolles soluciones creativas y útiles. ¡No crees productos, crea soluciones!

 

  1. Planea tu proyecto

Bien dicen que cuando no planeamos algo, nunca sucede; aunque la vida es cambiante y no podemos controlar nada, tu conoces perfectamente los recursos con los que cuentas para iniciar tu proyecto (humanos, materiales y financieros). La realidad es que la mayoría de los emprendedores inicia solo en este mundo del emprendimiento y cuenta con recursos limitados. Organízate y que haz cada recurso valga, no desperdicies nada; primero planea el ¿qué?, ¿cómo? y ¿cuándo? de tu idea. Cuando yo descubrí el Modelo Canvas, pude darle forma a toda esa bola de ideas que flotaban en mi cabeza y plasmar una idea de negocio.

 

  1. Estudia mucho

Tal vez vas a emprender en una industria que ya dominas ó en un área que te apasiona; pero es importante mantenerte preparado profesionalmente para descubrir nuevas ideas y áreas de oportunidad que harán crecer tu proyecto. Hay miles de plataformas donde tomar cursos de muchas áreas, desde contabilidad hasta marketing, mis favoritas son: Coursera, Edx, Udemy y MOOC UNAM.

 

También puedes encontrar talleres y conferencias en las universidades, los gobiernos y las empresas. El conocimiento se esta democratizando y se esta abriendo para todos.

 

Checa la oferta académica de Innovación UNAM, ProEmpleo, y Disruptivo Tv para emprender. Investiga de todo y encuentra el que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Recuerda que el aprendizaje es algo constante. ¡Nunca es demasiado conocimiento!

 

  1. Valida tu proyecto

Es común que los emprendedores no validan su idea de negocio y comienzan a invertir en el diseño y prototipo de productos o servicios, rentan una oficina, pagan registros de marca, formalizan la empresa, contratan al mejor community manager y contratan a 10 personas; cuando ya tiene el súper producto/servicio terminado no tienen al cliente y ya invirtieron todos sus ahorros, y al momento de validar el producto descubren que no es lo que la gente quería o necesitaba (el cliente), y ya se quedaron sin dinero y con una estructura que no es sostenible.

 

Por ello es mejor fallar rápido y fallar barato, como muchos dicen. Una vez respondido el ¿qué?, ¿cómo? y el ¿cuándo? de tu proyecto, haz pruebas y realiza un primer prototipo. Enséñaselo a tus amigos para que puedas descubrir lo que necesitan y como lo necesitan.  Ó si es un servicio, entrevista a tus conocidos para que te den ideas y puedas estructurar mejor tu proyecto. Cuando conocí la metodología Design Thinkingse abrió un mundo de posibilidades pues te ayuda a encontrar soluciones, pero también a identificar necesidades de forma rápida y creativa, siempre centrándote en el usuario/beneficiario.

 

  1. Grítale al mundo tu proyecto.

La verdad que nada ni nadie se da a conocer encerrado en su casa u oculto en las sombras; cuéntale a todos esa idea que cambiará el mundo (bueno, tal vez comiences cambiando tu comunidad, pero por algo se empieza) y escucha atentamente lo que opinan; recuerda que nada es personal, habrá quienes te consideren genio y quienes te consideren loco; pero no olvides que estás creando soluciones para un problema común, no es contra ti.

 

Es mejor que todo mundo sepa de ti y de tu proyecto a que se quede oculto, pues no sabes si llegará a oídos de los inversionistas que crean e inviertan en esa solución que resolverá algún problema del mundo.

 

Emprender no es un camino fácil. Se requiere de mucha confianza y perseverancia. Necesitas mucha pasión y fe en ti y en lo que quieres lograr. Mientras respires, puedes iniciar este camino que, desde mi experiencia, es el más chingón que he caminado.

 

¡Emprende! Por un mundo mejor

 

Esta guía es algo básico con lo que puedes iniciar. Investiga, comparte la información, pregunta pero sobretodo, ¡cree en ti!

 

Puedes leer el artículo original aquí

 

Conoce más de emprendimiento en:

 

Escrito por Iveth Acevedo, emprendedora

NO COMMENTS

POST A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: