Home / Impacto  / 3 cosas que te hacen machista y no lo sabías

3 cosas que te hacen machista y no lo sabías

Las mujeres pueden ser machistas, no solo los hombres. Y es importante ver que existen muchas formas, no tan obvias, de machismo en nuestra psique, es decir, en nuestra forma común de pensar. No todos los

Las mujeres pueden ser machistas, no solo los hombres. Y es importante ver que existen muchas formas, no tan obvias, de machismo en nuestra psique, es decir, en nuestra forma común de pensar. No todos los indicios son de agresividad o de violencia pasiva. También son indicios culturales que poco a poco irán desapareciendo, o no. Por lo menos, lo más importante es que desaparezcan los extremos de machismo radical irracional que todavía impera en algunos sectores y poco a poco ajustar a los nuevos contextos sociales. Aquí te dejamos 3 indicios de un machismo un tanto más sutil, que vienen desde hombres y mujeres por igual:

  1. Ver a una mujer entrar a una reunión e inmediatamente evaluar su forma de vestir, si es muy elegante o no, si es muy casual y no, y pensar que su vestimenta determina su capacidad laboral. Si no viene en traje ejecutivo, “no será de puesto directivo”, se piensa erróneamente. Y es más común de lo que uno desearía pensar. Sin embargo, esto no es tan común en el mundo de los hombres: si trae traje, puede o no ser un tomador de decisión; y hasta si viene en ropa deportiva, seguramente, hasta llegamos a pensar, será un tomador de decisión porque quién, en su correcto manejo empresarial, dejaría a un empleado venir en esa ropa a menos que fuera el famosísimo “mandamás” disfrazado de extra casual o que se las juegue de muy playboy.
  2. Asignar especialidades por género. “Si es mujer, estará en el área de comunicación, o marketing o recursos humanos pero posiblemente no en gestión o temas financieros”. ¿Por qué llegamos a pensar esto? Ni idea. Seguramente viene de algún tipo de costumbre o cliché similar a: “en psicología, comunicaciones e historia del arte, la mayoría de estudiantes son mujeres”. Es similar el caso en: “en ingeniería, todos son hombres”. Que así suceda en muchos casos no tiene nada que ver con una determinación genética/biológica sino con una visiòn estereotipada de qué hace qué en una empresa o en un trabajo.
  3. “Cuando una es mujer, es difícil trabajar con y para otras mujeres”. Hablando de generalizaciones absurdas, ésta es una muy típica. Y súmese la de “hombres hablando de negocios”. Todas estas ideas son viejas generalizaciones que usamos para darle, tal vez, un poco de coherencia al mundo en que vivimos, lo cual no quiere decir que sean verdades totales. Y mucho menos quiere decir que si son parte de una cultura o sociedad, no tengan rasgos machistas en su interior. Todo esto, esperamos, cambiará en el futuro.
Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

Subscríbete
A %d blogueros les gusta esto: